Sur de la Florida

El gato estaba muy cansado y no quería comer. Los rayos X revelaron el indignante motivo

Cuando Wilson se puso letárgico y no quería comer, su dueña le dio al gato dos días para que se recuperara de forma natural. Pero el gato no mejoró y expulsaba sangre por la boca y la nariz.

Entonces, la dueña lo llevó al veterinario y allí se descubrió algo que nadie sospechaba: al gato le habían disparado en el cuello con una escopeta de municiones.

El miércoles, la policía del Condado Broward (BSO) dio a conocer fotografías del felino con la esperanza de encontrar al culpable.

“Detectives de la Unidad de Víctimas Especiales están pidiendo la ayuda del público para hallar a la cruel e inhumana persona responsable de haberle disparado a una mascota familiar con una escopeta de municiones a alrededor del 27 de mayo cerca de Sunview Park, en un área no incorporada de Broward”, dijo el BSO en un parte de prensa.

No se sabe con exactitud a qué hora ni en qué parte de Fort Lauderdale le dispararon al gato. La munición se alojó en el cuello del animal, no lejos de la columna vertebral y de la tráquea.

IMG_8861.jpg
DEPARTAMENTO DE POLICIA DE BROWARD

De acuerdo con el BSO, Telma Rodríguez, la dueña del gato, le dijo a los detectives que el gato blanco y negro comenzó a “comportarse de forma extraña”, aproximadamente el 27 de mayo. Tres días más tarde, el 30, Rodríguez lo llevó al veterinario. “Después que los veterinarios examinaron al gato, determinaron que le habían disparado al animal con una escopeta de municiones”, escribió un agente de la BSO en un reporte sobre el incidente.

El gato debió ser operado. En total, Rodríguez ha gastado hasta el momento $771, dijo el BSO.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga información sobre lo ocurrido que llame a Crime Stoppers del Condado Broward al 954-493-TIPS (8477). También se puede visitar el portal browardcrimestoppers.org.

  Comentarios