Sur de la Florida

Ex agente de la Seguridad cubano podría recibir hasta 20 años de cárcel en Miami por fraude

El exoficial de la Seguridad del Estado de Cuba, Saúl Santos Ferro, junto a su esposa.
El exoficial de la Seguridad del Estado de Cuba, Saúl Santos Ferro, junto a su esposa. Cortesía

El ex oficial de la Seguridad del Estado de Cuba, Saúl Santos Ferro se declaró culpable ante la corte federal del sur de la Florida este martes de haber mentido al llenar la solicitud de residencia permanente al ocultar que fue miembro de alto rango de las fuerzas de ese órgano militar en Cuba.

El hombre de 74 años enfrenta un segundo cargo relacionado con un presunto fraude al Seguro Social, pues desde 2016 al 2019 recibió ayudas del gobierno en programas destinados a personas de la tercera edad.

Santos Ferro, arrestado el pasado cinco de febrero, pudiera enfrentar una condena de hasta 20 años de cárcel por mentir a las autoridades migratorias, lo cual admitió ante una jueza federal, y por el presunto fraude al Seguro Social, reportó primero Univisión y corroboró el Nuevo Herald.

Cuando hizo su solicitud para registrarse como residente permanente, a Santos Ferro se le preguntó si estaba involucrado en alguna organización, o en una unidad policial, o si alguna vez arrestó a alguien, y dijo que no, indicaron los acusadores cuando el hombre fue detenido.

Los cargos presentados a Santos Ferro indican que había sido “miembro, ayudó y participó en unidades militares, unidades paramilitares y policiales”. El hombre escribió en su solicitud que nunca había trabajado en una prisión, cárcel o centro de detención.

Según documentos de la Corte, Santos Ferro fue teniente coronel de cárceles y prisiones en el poblado de San Cristóbal, en Pinar del Río. Llegó a Estados Unidos en 2012 y un año después tramitó su solicitud de residencia permanente.

El acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía Federal implica una recomendación a la Corte para que Santos Ferro sea condenado a 12 meses de prisión y se contemple la posibilidad de deportarlo a Cuba, pero la jueza advirtió que podría pasar hasta dos décadas en prisión por fraude, reportó Univisión.

El acusado dijo que al momento de viajar a Estados Unidos ya se encontraba jubilado.

Varias personas denunciaron la presencia del ex militar publicando en las redes sociales fotos de Santos Ferro en Miami. La organización Cuba Represor ID, integrada por los abogados Santiago Alpízar, Willy Allen, Luis Fernández y Ricardo Martínez Cid, reportó el caso al FBI, según reportó Diario de las Américas.

“El arresto de Saúl Santos Ferro debe enviar un mensaje claro de que no toleraremos a las personas que deliberadamente engañan al gobierno y violan nuestras leyes de inmigración”, dijo al momento del arresto el agente especial Anthony Salisbury, encargado de la investigación del caso.

Tras ser detenido en febrero, Santos Ferro tuvo que portar un grillete electrónico y pagar una fianza de $100,000.

Santos Ferro no será juzgado por sus actividades represivas en Cuba sino por mentir al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos y beneficiarse de programas de ayuda para refugiados en el sur de la Florida.

En 2012 el Nuevo Herald reportó el caso de Crescencio Marino Rivero, el ex jefe de prisiones de Cuba, quien se mudó a Miami pero tuvo que retornar a la isla empujado por una investigación federal de inmigración. Seis ex prisioneros políticos en la isla y en el extranjero habían acusado a Rivero de abusar de ellos u ordenar a los guardias de la prisión que abusaran de ellos cuando él estaba a cargo de las prisiones en la provincia de Villa Clara en la década de 1990.

Tras jubilarse en la isla, Rivero y su esposa, quien también tenía una pasado militar, se mudaron a Miami y se convirtieron en residentes permantes bajo la Ley de Ajuste Cubano. En 2002, un jurado federal en Miami encontró culpable al cubano Eriberto Mederos de mentir en su solicitud de ciudadanía al ocultar su participación en la tortura de disidentes políticos con electrochoques cuando trabajaba como camillero en un hospital psiquiátrico en La Habana. Mederos murió de cáncer en la víspera de su sentencia.

¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de Cuba por WhatsApp? Envíanos un mensaje de WhatsApp con la palabra Cuba al +1 305 496 4199 para ser incluido en nuestra lista de difusión.



  Comentarios