Sur de la Florida

Enfurecidas, dos clientas de un Burger King le dicen al gerente que “vaya a hablar mexicano en su casa”

Un restaurante de la famosa cadena de hamburguesas en Miami fue el centro de una controversia este mes.

Un video publicado en Facebook y en que aparecen dos mujeres mayores protestando porque el gerente del lugar habla en español, en un restaurante de Eustis, en el centro de la Florida, se hizo viral, reportó Daily Commercial.

En el video publicado el 6 de julio en un portal privado de Facebook dedicado a conversaciones de la comunidad Mt. Dora /Eustis, una de las mujeres, vestida con una blusa azul y pantalones negros, le dice al gerente: “Vivimos en Estados Unidos y nuestro idioma es el inglés… Vaya a hablar mexicano en su casa”. El gerente le responde: “Libertad de expresión, señora ... ¿Quiere que le diga algo? No soy mexicano. Usted está muy prejuiciada y quiero que se vaya de mi restaurante ahora mismo”.

La segunda mujer, vestida con una blusa rosada y pantalones negros, le dice entonces al gerente: “Este no es su restaurante”. La primera mujer dice entonces: “Voy a terminar de comer y luego me voy”. El gerente, que llamó “ignorantes” a las mujeres, amenazó con llamar a la Policía. Las dos mujeres se levantaron de la mesa y se dirigieron a la puerta. “Que pasen buen día y no regresen”, les dijo el gerente. “¡No se preocupe. No volveremos!”, dijo la segunda mujer.

El Daily Commercial y el Palm Beach Post indicaron que el el gerente del Burger King es Ricardo Castillo, nacido en Puerto Rico. Castillo estaba hablando en español con una empleada y las dos mujeres, cuya identidad no se dio a conocer, lo escucharon y les molestó.

El dueño de la franquicia, dijo Castillo, es mexicano. Según el Palm Beach Post, el video lo grabó con un teléfono celular Neyzha Borrero, que estaba comiendo en el Burger King con su novio, Oni Martínez, que en un principio puede verse riéndose entre dientes mientras la confrontación entre las mujeres y Castillo sube de tono. “Deberías grabar esto”, le dice a Borrero.

“Me sorprendió mucho”, le dijo Borrero al Daily Commercial. “Creo que aunque fue agredido verbalmente y discriminado, el gerente manejó la situación muy bien”. Borrero es puertorriqueña, como Castillo. Dori Álvarez, portavoz de Burger King, dio a conocer la siguiente declaración a NBC News: “Esperamos que tanto los empleados como los clientes se traten con respeto los unos a los otros. Este incidente ocurrió en una de nuestras franquicias y el dueño está analizando lo sucedido”.

Las batallas por el idioma no son nada nuevo en la industria de restaurantes de comida rápida de la Florida. En septiembre del año pasado, una empleada de Taco Bell fue grabada en en un video cuando se negó el pedido de una cliente por la ventanilla porque la mujer ordenó su comida en inglés. “Esto es Hialeah”, le dijo la empleada a la cliente. Posteriormente se conoció que Taco Bell despidió a la empleada.

  Comentarios