Sur de la Florida

Mueren dos personas en dos accidentes ocurridos en Miami, entre ellas un niño de siete años

CBS4 MIAMI

Por lo menos dos personas murieron en dos accidentes separados ocurridos en el Condado Miami-Dade.

El primer choque tuvo lugar aproximadamente a las 10 p.m. del jueves en Bird Road y la avenida 92 del suroeste, y dejó como saldo un niño de siete años muerto, dijo el teniente Alex Camacho, portavoz de la Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP).

El segundo accidente fatal, que ocurrió en las sendas en dirección sur de la autopista I-95 en el entronque Golden Glades, obligó a cerrar todos los carriles en dirección sur a alrededor de las 6:30 a.m., lo que hizo que los conductores tuvieran que salir en Miami Gardens Drive, dijo Camacho.

Los detalles del accidente en la I-95 no se han dado a conocer aún.

En la colisión del jueves por la noche en una cuadra comercial de Bird Road cerca de una bolera, una camioneta Ford F-150 del 2016 que conducía Melissa Vásquez, de 24 años, y residente de Miami, y un Toyota Camry del 2005 conducido por Efrén Miranda Matis, de 32 años, y también de Miami, chocaron en la intersección.

Uno de los pasajeros de Miranda Matis, Christian Tomás, de siete años, salió lanzado del Camry y murió en el lugar de los hechos. Por su parte, Daisa Tomás, de tres años, resultó gravemente lesionada y fue llevada al Kendall Regional Medical Center.

Seis personas se vieron envueltas en el choque, dijo un portavoz de los rescatistas de Miami. En el reporte del accidente, Camacho escribió que Vásquez se dirigía hacia el oeste por Bird Road en el carril del centro en su Ford F-150, mientras Miranda Matis, en su Camry, iba con rumbo este y trató de hacer un giro a la izquierda en la la avenida 92 del SW.

La camioneta de Vásquez impactó el lado derecho trasero del Camry de Miranda Matis. Angel Mesa, amigo de la familia de Miranda Matis, le dijo a CBS4, asociado noticioso del Miami Herald, que Christian salió lanzado del automóvil. Mesa y otros miembros de una iglesia de Kendall acudieron al lugar del accidente y luego al hospital.

“Es muy triste cuando uno ve a feligreses de la iglesia cuando pasan por momentos muy difíciles. Estas son personas que le han entregado su vida a Dios. Son personas que ayudan a otros necesitados”, le dijo Mesa a CBS4.

En la actualidad, hay cargos pendientes por el accidente, dijo Camacho el viernes por la mañana.

  Comentarios