Sur de la Florida

Agentes del ICE llegan a zona agrícola de Florida antes de posibles redadas el domingo

Autoridades de inmigración comenzaron a llegar este viernes al área agrícola de Immokalee, en el suroeste de Florida y con gran población hispana, como parte del plan de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) para una ofensiva de deportación contra inmigrantes indocumentados con órdenes definitivas de deportación en 10 ciudades del país.

Vecinos de Immokalee, en el Condado Collier, han reportado una fuerte presencia de agentes del ICE.

Immokalee es una comunidad agrícola de unos 27,000 habitantes, en su gran mayoría hispanos, según estimados de la Oficina del Censo de 2017, que no estaba incluida en las 10 ciudades en las que se cree se centrarán las redadas.

Tammy Spicer, portavoz del ICE, declinó confirmar a los medios la presencia de los agentes “por cuestiones de seguridad”, pero según el canal NBC de Miami fuentes oficiales confirmaron la presencia del ICE en Immokalee, unas 40 millas al este de la ciudad costera y turística de Naples.

Trump confirmó este viernes que pretende deportar a “miles” de indocumentados y que planea visitar en algún momento un centro de detención para inmigrantes.

Según funcionarios consultados por el diario The New York Times, el ICE buscará primero a unos 2,000 inmigrantes que ya han recibido órdenes de deportación y que, en algunos casos, no se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración.

Al parecer estos operativos se harán donde las autoridades han acelerado los casos de inmigración de miles de recién llegados.

En declaraciones de Trump a los periodistas en la Casa Blanca, el presidente respondió afirmativamente cuando le preguntaron si es cierto que ICE empezará sus redadas este domingo.

“Es una operación enorme, si se ha filtrado que va a comenzar no pasa nada, empieza el domingo, y vamos a sacar de aquí a miles” de indocumentados, aseguró Trump antes de emprender un viaje a Wisconsin y Ohio.

Las redadas estaban previstas para finales del mes pasado, pero Trump las postergó dos semanas, plazo que acabó el sábado pasado, para dar tiempo a que demócratas y republicanos pactaran un acuerdo sobre inmigración, lo que no ha sucedido.

  Comentarios