Sur de la Florida

María Elvira reta a Shalala. ‘No ha levantado la voz para decir que el socialismo es un fraude’

María Elvira Salazar reconoció como ganadora en la contienda por el Distrirto 27 a la demócrata Donna Shalala, en un evento en el Hilton Miami Airport Blue Lagoon, el 6 de noviembre del 2018. Ahora la periodista anunció que retará a Shalala para las elecciones del 2020.
María Elvira Salazar reconoció como ganadora en la contienda por el Distrirto 27 a la demócrata Donna Shalala, en un evento en el Hilton Miami Airport Blue Lagoon, el 6 de noviembre del 2018. Ahora la periodista anunció que retará a Shalala para las elecciones del 2020. adiaz@miamiherald.com

María Elvira Salazar anunció que se postulará nuevamente al Congreso de Estados Unidos por el Partido Republicano para representar el Distrito 27, que incluye la ciudad de Miami, retando así a la titular, la demócrata Donna Shalala.

La periodista, de 57 años, hizo el anuncio en las redes sociales y en You Tube el jueves 1 de agosto.

“La comunidad no se merece esto. Shalala no ha hecho nada. Está demostrando que es parte del establishment de Washington, que ama el poder y el dinero, y no se ocupa de la gente de abajo”, dijo Salazar a el Nuevo Herald, indicando que ya se prepara para las elecciones del 2020.

Asimismo, señaló que la representante demócrata forma parte de un partido que se inclina cada vez más a la izquierda, y que le ha fallado a los votantes del Distrito 27 al no condenar el socialismo y el antisemitismo.

“Shalala no ha levantado la voz para decir que el socialismo es un fraude, una estafa. La persona que está representando a esta comunidad lo tiene que decir alto y claro. Ahí está el ejemplo de otros miembros del Congreso que sí lo han hecho”, expresó Salazar, indicando la necesidad de abordar el “problema del antisemitismo”.

“Tiene que haber una voz que diga que el antisemitismo y el socialismo no son permitidos. Es muy preocupante ese odio en contra de Israel, de los judíos, el pueblo más sufrido de la humanidad, y que son nuestros hermanos”, enfatizó.

En noviembre del 2018, Shalala ganó el Distrito 27 con el 52 por ciento de los votos, mientras que Maria Elvira obtuvo el 46 por ciento y la candidata independiente Mayra Joli, el 2.5 por ciento.

Shalala, ex secretaria de Salud del presidente Bill Clinton y ex presidenta de la Universidad de Miami, era ya antes de ocupar el escaño una de las figuras demócratas con más visibilidad en el estado.

Salazar, que algunas encuestas previas daban como posible ganadora, señaló que en las últimas semanas de la campaña el Partido Demócrata dio un fuerte apoyo en recursos para impulsar a Shalala.

“El Partido Democrata vino y la cargó, lo que demuestra que ella ha sido parte de la elite. Mientras, yo no tenía esos contactos, solo soy una muchacha de Miami, miembro de la comunidad”, dijo Salazar, indicando que se propone utilizar su experiencia como periodista en la arena política.


Por su parte, un comunicado de la oficina de Shalala señaló que la congresista desempeña un liderazgo enfocado en las soluciones, más allá de la “retórica de la política actual”.

“Ya habrá tiempo para debates políticos el próximo año. Hoy la congresista Donna Shalala está enfocada en servir a sus electores”, dijo la portavoz María Casado, indicando que la congresista trabaja para ampliar el acceso a servicios de salud asequibles.

“Como se informó esta semana, ella encabeza la carga para proteger a los venezolanos en el sur de Florida, a pesar de la oposición de muchos republicanos”, indicó también el comunicado.

Salazar, que durante su campaña manifestó la necesidad de buscar una solución humanitaria a la crisis de la inmigración, reiteró su postura.

Para ella esta solución radica en ir a la raíz del problema como hizo el presidente Reagan, con la ayuda a quienes combatían las guerrillas y gobiernos represores, reiteró Salazar a el Nuevo Herald.

María Elvira Salazar habla con los reporteros después de emitir su voto en el auditorio de Miami-Dade el 6 de noviembre de 2018.

Salazar siempre ha mencionado la experiencia de sus padres, exiliados cubanos que llegaron a Estados Unidos hace 60 años buscando el “sueño americano”, y también su labor como corresponsal en Centroamérica, que le permitió conocer los problemas que afectan a la región.

“Los centroamericanos necesitan ayuda. Ahora hay otro tipo de guerra, la de las bandas y los narcos, y Trump los tiene que ayudar. Ellos también son mi gente”, dijo, indicando que el problema más urgente es el de los niños inmigrantes que llegan solos.

“Hay que darle una salida inmediata. Lo he dicho alto y claro en mi partido”, expresó.


Asimismo confirmó que para ganar solo cuenta con el apoyo de la gente en el sur de la Florida. “No estoy enchufada a la política. No soy una insider”, afirmó, indicado que se prepara para “salir a la calle a hacer campaña”, para pedir el voto para las elecciones del 2020.

Por ahora se mantiene trabajando como periodista en un programa dominical, De noche con María Elvira, que se transmite por América TeVé.

“La ley no me lo impide, tengo que ganarme la vida haciendo algo, y siempre he sido periodista”, comentó en respuesta a la preocupación de que pueda representar un conflicto de intereses al postularse a un cargo público.

En cuanto a la interrogante de por qué ahora asume una postura más crítica con relación a su contrincante política, fue al grano.

“Ella no ha servido a la comunidad. Se sentó en Washington con sus amigos, pero ese no es el trabajo de un congresista”, concluyó.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.
  Comentarios