Sur de la Florida

Ex político colombiano que ayudó a la DEA enfrenta la deportación

Luis Gustavo Moreno, ex jefe anticorrupción de la fiscalía general de Colombia, se declaró culpable de un cargo de confabulación para lavar dinero en Miami, en relación con un esquema de sobornos en su país.
Luis Gustavo Moreno, ex jefe anticorrupción de la fiscalía general de Colombia, se declaró culpable de un cargo de confabulación para lavar dinero en Miami, en relación con un esquema de sobornos en su país.

Ya se escribió el capítulo final del raro caso de un ex gobernador colombiano que ayudó a investigadores federales de Estados Unidos en su caso contra un ex jefe anticorrupción de la fiscalía colombiana en una operación que se desarrolló en el baño de un centro comercial de Miami-Dade.

Alejandro Lyons Muskus, ex gobernador de Córdoba, fue arrestado el jueves en Miami y ahora enfrenta la deportación a Colombia. Lyons jugó un papel clave encubierto a favor de agentes federales en su caso de soborno contra Gustavo Moreno Rivera, el ex director anticorrupción de la fiscalía general de Colombia.

Como testigo principal de ese caso en Estados Unidos, a Lyons se le permitió quedarse en Miami, pero su estatus cambió cuando autoridades colombianas solicitaron su regreso para enfrentar cargos de corrupción en ese país. Lyons está detenido por la Policía de Inmigración y Aduanas, que declinó comentar sobre su posible deportación.

Moreno fue sentenciado a cuatro años de prisión en Estados Unidos tras admitir que recibió miles de dólares en sobornos de manos de Lyons, quien estaba bajo investigación en Colombia y estaba buscando información privilegiada de manos del ex alto funcionario colombiano. Moreno y un abogado privado que lo asistió, se declararon culpables de un cargo de confabulación para lavar dinero en un caso que tuvo un incidente extraordinario en el Dolphin Mall en Sweetwater.

Moreno reconoció haber volado a Miami en junio de 2017 en un viaje oficial y que se embolsilló miles de dólares de manos de Lyons, quien era objeto de una investigación por el despacho de Moreno.

Lyons salió de Colombia después de ser acusado de aceptar sobornos de contratistas colombianos durante su período como gobernador de Córdoba entre 2012 y 2015. Al final, Lyons aceptó devolver parte del dinero del soborno, $1.35 millones, según una carta del gobierno colombiano presentada ante el tribunal federal de Miami. Lyons todavía enfrenta una condena de prisión de más de cinco años.

En Miami, Lyons fue reclutado como fuente confidencial por agentes federales en 2017. No fue enjuiciado en Estados Unidos, en lo fundamental porque no cometió ningún delito aquí, sino en Colombia. Pero no se sabe bien cómo Lyons se involucró con la DEA y participó en la operación encubierta contra Moreno.

Moreno y el abogado en cuestión que hizo de intermediario, Leonardo Luis Pinilla Gómez, se encontraron con Lyons en Miami en junio de 2017. Se volvieron a encontrar en un baño del Dolphin Mall, donde Moreno y Pinilla cobraron $10,000 en efectivo en un sobre grande de manos de Lyons, según registros judiciales. Moreno se quedó con $7,000 y Pinilla con $3,000.

El soborno fue a cambio de dar a Lyons información confidencial sobre la investigación por corrupción a Moreno en Colombia, como la identidad de testigos que cooperaban con las autoridades y estaban declarando en su contra.

Mientras trabaja encubierto para la DEA, Lyons grabó conversaciones con Moreno y Pinilla en las que discutieron la autoridad del funcionario anticorrupción para controlar la pesquisa de las actividades de Lyon en Colombia.

A cambio, Moreno y Pinilla pidieron un pago de 400 millones de pesos colombianos (unos $132,000) , y $30,000 adicionales que se pagarían antes que Moreno saliera de Miami con destino a Colombia, según el encausamiento.

La extorsión de Moreno al ex político colombiano llevó al arresto Moreno en Bogotá en junio de 2017. Antes de su extradición a Miami un año después, Moreno se declaró culpable en Colombia de un esquema de corrupción similar, como declarar contra un juez corrupto de la Corte Suprema y otros miembros de la judicatura en ese país. Moreno fue sentenciado a casi cinco años de prisión.

  Comentarios