Sur de la Florida

La seguridad de los niños en los autobuses escolares muchas veces depende de los demás conductores

Las vacaciones escolares de verano están por terminar y las escuelas del sur de la Florida se preparan para el primer día de clases. Eso incluye a los conductores de autobuses escolares.

“Conducir un autobús escolar no es juego”, dijo Sally Dials. “Mi trabajo es asegurar que todos los niños en el vehículo sean tratados debidamente y que lleguen a salvo a la escuela y de regreso a su casa”.

Dials, de 61 años, tiene más de 20 años de experiencia conduciendo autobuses escolares para las escuelas públicas del Condado Broward. Ella es una de cientos de conductores que llegaron el lunes temprano al patio de autobuses de Broward, en Oakland Park, para un simulacro de actividades antes del inicio del curso escolar este miércoles.

Sally Dials.jpg
Sally Dials, de 61 años, tiene más de 20 años de experiencia conduciendo autobuses escolares en las escuelas públicas de Broward. Michelle Marchante

Dials dijo que los alumnos son su prioridad, y que hace un esfuerzo porque se sientan bienvenidos y seguros. Pero la seguridad de los alumnos depende también de los demás conductores en la vía.

“Hay muchos conductores a quienes les gusta pasar a toda velocidad cuando los autobuses están por detenerse”, dijo.

school bus compound.jpg
Los conductores de autobuses escolares de Broward recorrieron sus rutas el lunes por la mañana, antes del comienzo del curso escolar este miércoles Michelle Marchante

Uno de los momentos más peligrosos en los viajes en autobús escolar es cuando los alumnos suben o se bajan del vehículo, según el Centro Nacional de Estadísticas y Análisis, cuando existe la mayor probabilidad de que los atropellen.

Las razones de estos percances son diferentes, pero incluyen que el conductor del autobús y otros choferes en la vía no prestan atención, y personas que no conocen las leyes del tráfico. Por ejemplo, es ilegal pasar un autobús escolar que tiene las luces rojas parpadeando, pero muchos conductores lo ignoran, según el Consejo de Conductores de Autobuses Escolares.

El consejo calcula que unos 10 millones de conductores pasan ilegalmente todos los años a autobuses escolares detenidos.

Dials ha sido testigo de ello.

“He visto niños que tratan de cruzar la calle y los conductores no están prestando atención”, dijo Dials. “Yo les toco el claxon a propósito porque pudieran ser mis hijos”.

El único caso en que los conductores que no tienen que detenerse es cuando van por la senda opuesta de la vía si hay un separador, como una estructura de hormigón, o por lo menos cinco pies de espacio no pavimentado que vida las carrileras, según el Departamento de Seguridad Vial.

FLHSMV Bus rules.PNG
Florida Highway Safety and Motor Vehicles

En la Florida, un total de 10,937 conductores pasaron autobuses detenidos en solamente un día, según una encuesta de 2018 de la Asociación Nacional de Servicios de Transporte Escolar. La encuesta, que es voluntaria, la toman conductores de autobuses escolares. Cincuenta de los 67 distritos escolares de la Florida participaron en la encuesta.

Miami-Dade y Broward —los dos mayores distritos escolares del estado— tuvieron el mayor número de casos en la encuesta del año pasado. En Miami-Dade fueron 1,146 y en Broward 1,137.

No está claro si algunos de esos incidentes terminó en un accidente.

El Departamento de Seguridad Vial tiene estadísticas en línea de los accidentes relacionados con niños peatones y ciclistas en la Florida, pero no identifica si los incidentes tuvieron alguna relación con la escuela.

Por su parte, el Consejo reporta que los autos que pasan a autobuses escolares detenidos provocan dos terceras partes de las muertes cuando los estudiantes están subiendo o bajando de los autobuses escolares.

El Departamento de Seguridad Vial también se ha aliado con otras agencias desde hace varios años para promover agosto como el Child Safety Awareness Month en un intento por recordar a los conductores que manejen con cuidado. Pasar ilegalmente un autobús escolar es solamente uno de los peligros que enfrentan los menores en la vía. Los choques son todavía una de las principales causas de muerte entre los niños.

En 2018, un total de 130,055 niños de entre 0 y 17 años fueron afectados por un choque vehicular en la Florida, de los cuales 1,438 quedaron lesionados de gravedad y 155 fallecieron, según la agencia estatal.

  Comentarios