Sur de la Florida

Termina el Festival de Ballet de Miami con las funciones de baile clásico

Marize Fumero y Arionel Vargas, bailarines principales del Milwaukee Ballet y que bailarán este fin de semana en el cierre del Festival con el Cuban Classical Ballet of Miami.
Marize Fumero y Arionel Vargas, bailarines principales del Milwaukee Ballet y que bailarán este fin de semana en el cierre del Festival con el Cuban Classical Ballet of Miami. Cortesía

El XXIV Festival Internacional de Ballet de Miami concluye este fin de semana con la Etoiles Classical Grand Gala en el Filmore Miami Beach Jackie Gleason Theater, con funciones el sábado 17 a las 8:00 de la noche y el domingo 18 con la Gala de las Estrellas en Miami Dade County Auditorium a las 5:00 de la tarde.

El Festival puede verse en tres grandes partes: una dedicada a los jóvenes talentos, una a la danza contemporánea y otra, con la que cierra, dedicada al ballet clásico.

Dirigido por el bailarín y coreógrafo Eriberto Jiménez, el festival trajo a Miami en esta edición a más de 100 bailarines, que este fin de semana podrán ser vistos como solistas procedentes de compañías de Alemania, Brasil, Chile, Eslovenia, Francia, Polonia, Hungría, México, Panamá y Estados Unidos.

Entre las figuras que reconoce el gran público se encuentran los bailarines cubanos Marize Fumero y Arionel Vargas. Ambos son bailarines principales del Milwaukee Ballet (Wisconsin) y suelen bailar con el Cuban Classical Ballet of Miami.

“Bailar en Miami es como volver a casa. Aquí está nuestro público natural y con el que mejor interactuamos. Nada se compara con bailar con el Cuban Classical Ballet of Miami y con todo el apoyo profesional que siempre han recibido los bailarines cubanos por parte de la compañía, de Pedro Pablo y ahora por parte de Eriberto Jiménez”, expresó Fumero, que en junio interpretó, de manera soberbia, a la reina de las Willis en el segundo acto de Giselle.

En esta edición del festival, Marize Fumero y Arionel Vargas presentarán un pas de deux del ballet Manon (sábado 17) y un fragmento de La Bohemia de Giaccomo Puccini Musetta’s Waltz (domingo 18), interpretado por el pianista cubano Isaac Rodríguez.

Durante las galas, se presentan los premios Una Vida por la Danza, que este año se le será otorga al reconocido maestro Wilhelm Bermann; y el premio Crítica y Cultura del Ballet, que en esta ocasión recibe Sarah Kaufman, crítica de arte del Washington Post.

El programa del Festival abarca una serie de eventos colaterales. Este año, por ejemplo, el periodista español Roger Salas, redactor de El País, impartió una conferencia y en la parte audiovisual se destacó la proyección de documentales como La Chana, basado en la vida de la bailarina de flamenco, y otro sobre la obra de la coreógrafa alemana Pina Bausch. La exposición de arte, por su parte, contiene pinturas, esculturas y fotografías, y permanecerá abierta hasta el 31 de agosto.

  Comentarios