Sur de la Florida

Mujer de Hialeah hizo amenazas de bomba a oficina estatal para ocultar errores en su trabajo

Una mujer de Hialeah, que ha cumplido cuatro condenas de cárcel, le dijo a la policía que la razón por la que hizo dos amenazas de bomba seguidas al Departamento de Seguridad en las Autopistas y Vehículos Motorizados de Opa-locka fue para ocultar errores en su trabajo, de acuerdo con el reporte policial del arresto.

La mujer, Raiza Cueto Alvarez, cuya ocupación aparece como “encargada de titulación” declaró que le dijo a un cliente que había hecho una cita para pasar una inspección, pero no era cierto, se dice en el reporte. Cueto Alvarez no quería perder al cliente, de modo que el 7 de agosto llamó al departamento, localizado en el 12601 NW 42 Avenue, y dijo que “una bomba iba a explotar en cinco minutos”, según la policía.

Al día siguiente, Cueto Alvarez llamó de nuevo, pero en esta ocasión dijo que “¡una bomba va a estallar ahora mismo!”, informó la policía.

El miércoles, Cueto Alvarez fue arrestada y acusada de dos cargos de amenazar con colocar o lanzar una bomba o un dispositivo explosivo.

De acuerdo con la policía, poco antes de las 10:30 a.m. del 7 de agosto se recibió una llamada, lo que obligó a evacuar el edificio.

La policía de Miami-Dade se personó en el lugar con una Unidad Canina K-9 y poco después se despejó el local. También respondieron miembros de la Oficina de Inteligencia e Investigaciones Criminales de la Patrulla de Caminos de la Florida (FHP).

Al día siguiente, 8 de agosto, se recibió una amenaza de bomba cerca de las 9:40 a.m. Otra vez, el edificio debió ser evacuado y la policía de Miami-Dade llevó perros entrenados en olfatear y detectar bombas. Al rato, el edificio se declaró despejado.

La persona que recibió la llamada le dijo a las autoridades que “pensaba que la persona que llamó era una mujer que hablaba inglés sin ningún tipo de acento”, dijo la policía.

Los investigadores pudieron descubrir el número de teléfono del que se hicieron las llamadas. Ambas correspondían al mismo número. El número estaba bajo el nombre de Cueto Alvarez.

Al ser interrogada, Cueto Alvarez dio permiso para que se registrara su celular, y se pudo verificar que hizo dos llamadas a la oficina, el 7 y el 8 de agosto.

Según archivos policiales, durante años Cueto Alvarez ha tenido algunos encontronazos con la ley, entre otros cargos de robo en gran cuantía, secuestro y estafa en los condados De Soto, Charlotte y Palm Beach. La mujer cumplió cerca de un año de cárcel desde el 2005, más de dos años desde el 2007, poco más de un año a partir del 2011 y casi un año a partir del 2013.

Si has sido testigo de un crimen, puede enviar información confidencial a los Crime Stoppers de Miami-Dade. Podrías recibir una recompensa.

  Comentarios