Sur de la Florida

El despiadado huracán Dorian sigue golpeando a Bahamas con poderosos vientos de 165 millas por hora

Observe cómo el huracán Dorian impacta en las Bahamas

Escenas de todo Bahamas cuando el huracán Dorian impacta como huracán de categoría 5, el domingo 1 de septiembre de 2019.
Up Next
Escenas de todo Bahamas cuando el huracán Dorian impacta como huracán de categoría 5, el domingo 1 de septiembre de 2019.

El despiadado huracán Dorian sigue este lunes golpeando con furia a Grand Bahama, Bahamas, con devastadores vientos de 165 millas por hora que han dejado al menos un muerto y significativos destrozos, una enorme marejada ciclónica, fuertes lluvias e inundaciones en extensas zonas de ese país caribeño.

La cadena de televisión Eyewitness news y el diario digital Bahamas Press, informaron que el niño Lachino McIntosh murió ahogado por la fuerte subida de las aguas en Islas Ábaco por el paso del Dorian y su hermana está desaparecida.

La abuela del menor, Ingrid McIntosh, dijo a Eyewitness News que la información le fue proporcionada por su propia hija tras hallar el cadáver de su hijo, según la agencia Efe.

Los bahameños se despertaron el lunes con los devastadores vientos de Dorian, intensas lluvias y marejadas de 15 a 23 pies que han dejado bajo agua a casas y carreteras desde Gran Bahama hasta Nueva Providencia, donde los residentes de la capital de Nassau intentaban escapar del aumento del agua en medio de un apagón en toda la isla.

Después de golpear a los Abacos y dejar un rastro de árboles rotos, volteando autos y tejados perdidos en el norte de Bahamas, Dorian se desplazó a Gran Bahama, donde ha estado durante horas porque su velocidad de traslación es de apenas 1 milla por hora.

Radio Bahamas informó que el aeropuerto internacional de Freeport estaba bajo el agua, así como el Hotel Regency y las casas en el extremo oriental de la isla de Gran Bahama.

El alcance de la tormenta de movimiento lento es amplio y los residentes de Eleuthera, Cat Island, las Islas Berry y Andros también sienten sus efectos catastróficos.

“En este momento se siente como si el huracán estuviera aquí en el norte de Eleuthera, mucha lluvia, viento y sin electricidad desde el sábado y sin agua desde esta tarde”, escribió Carolyn Neilly en Facebook a las 11 pm del domingo.

En Florida esperan a Dorian bajo estado de emergencia y órdenes de evacuación en varias zonas de la costa este.

“En este momento, es uno de los huracanes más fuertes en la historia de esta región”, dijo el domingo Ken Graham, director del Centro Nacional de Huracanes (CNH) localizado en Miami.

Dorian tocó tierra primero en Cayo Elbow, en las islas Ábaco, Bahamas, a las 12:40 p.m. y las 4 p.m. golpeó a Great Abaco manteniendo sus vientos máximos, según datos de un avión caza huracanes divulgados por el Centro Nacional de Huracanes.


Las imágenes de videos en medios de comunicación y en las redes sociales mostraban destrucción de edificios, casas arrasadas, severas inundaciones provocadas por las intensas lluvias, árboles derribados y un mar embravecido con los restos de embarcaciones flotando en tumultuosas olas.

Los meteorólogos del CNH pronostican que Dorian seguirá azotando a Bahamas este lunes antes de desplazarse hacia Florida.

220614_5day_cone_no_line_and_wind.png

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, hizo un llamamiento a los residentes para que evacuaran los cayos, pero algunos no le prestaron atención.

“Quiero que recuerden: las casas se pueden reemplazar. Las vidas no se pueden reemplazar”, dijo.

El diario Nassau Guardian citó al residente Troy Albury, quien dijo que ocho personas salieron a bordo de un ferry gratuito el sábado, mientras que unas 150 decidieron permanecer en el cayo. Él y su esposa María estaban entre los que decidieron quedarse.

“Nuestra casa está construida sólida. Está a más de 15 pies sobre el nivel del mar. Hemos pasado por cuatro tormentas”, dijo.


Pero cientos de personas sí evacuaron y se refugiaron en los 14 albergues abiertos por el gobierno y en escuelas e iglesias.

Dorian entró a Bahamas como un catastrófico huracán categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

El portavoz del gobierno bahamense, Kevin Harris, dijo que se esperaba que el huracán afectara a unos 73,000 residentes y a 21,000 casas.

En Florida, el gobernador Ron DeSantis advirtió a los residentes de la costa este que “todavía no estamos fuera de peligro”.

AFP_1JX7H6
La imagen de Facebook de este video que se obtuvo el 1 de septiembre de 2019 por cortesía de Rich Roberts muestra la actividad de la tormenta en Man-O-War Cay, Islas Abaco, Bahamas.

“Este huracán causaría una destrucción masiva, es importante seguir las órdenes de evacuación”, advirtió en una conferencia de prensa donde comparó a Dorian con el ciclón que en 1935 tocó tierra en Florida en Labor Day.

Se emitieron órdenes de evacuación para los condados Palm Beach, Martin, St. Lucie, Brevard y para St. Johns estará vigente el lunes.

En Palm Beach la evaucación comenzó a la 1 p.m. del domingo para casas móviles, las viviendas con estructuras poco fuertes, para las zonas propensas a inundaciones y para la barrera de islotes.

En los condados Osceola, Glades, Hendry, Indian River, Okeechobee y Highlands las evacuaciones son voluntarias.

Está vigente una alerta de huracán para la costa este de Florida desde el norte de Deerfield Beach hasta los condados Volusia y Brevard y una de tormenta tropical para el lago Okeechobee.

En Volusia y Brevard se espera una marejada ciclónica de 4 a 7 pies y desde el norte de Deerfield Beach hasta Jupiter de 2 a 4 pies, que pudieran estar acompañadas por grandes y destructivas olas.

El huracán arrojará de 3 a 6 pulgadas de lluvias desde Florida hasta Georgia.

Ante la inminente llegada de Dorian a Florida, Port Miami cerró el tráfico a las embarcaciones, según informó su director Juan Kuryla y el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) se mantenía operativo.

No se esperaba que Dorian disminuyera la intensidad de sus vientos.

“Se pronostican algunas fluctuaciones en la intensidad y se espera que Dorian permanezca como un catastrófico huracán durante los próximos días”, advirtieron los meteorólogos.

Otras medidas que han tomado las autoridades de Florida es suspender los peajes en el estado y las clases el martes en los condados Broward y Palm Beach.

El superintende del sistema escolar de Miami-Dade, Alberto Carvalho, anunció que las escuelas estarán cerradas el martes 3 de septiembre.

La Universidad Internacional de Florida (FIU) también anunció la suspensión de las clases el martes en todas sus campus y en online. Una medida similar tomó el Miami Dade College (MDC) y dijo que los eventos especiales fueron cancelados.

El periodista de Miami Herald Doug Hanks contribuyó con esta información.
Artículos relacionados el Nuevo Herald

Periodista y editora con especialización en América Latina, judicial, negocios y temas locales relacionados con la comunidad latinoamericana. Gran parte de su carrera la desarrolló en agencias internacionales de noticias. Su trabajo de investigación “Emigrar a la muerte: Venezolanas asesinadas en Latinoamérica” recibió los premios 2019 FSNE y SPJ Sunshine State.
  Comentarios