Sur de la Florida

¿Ir a la escuela con chaleco antibalas? Este impactante video no lo descarta

Tim Warren y Chris Dreseris, director creativo y productor ejecutivo, respectivamente, de Artex Productions, con la actriz Michelle Moreno y la estilista Hiara Fernández durante la filmación de ‘Morning Routine’.
Tim Warren y Chris Dreseris, director creativo y productor ejecutivo, respectivamente, de Artex Productions, con la actriz Michelle Moreno y la estilista Hiara Fernández durante la filmación de ‘Morning Routine’. Cortesía

La rutina mañanera de un padre que prepara a su hija para ir a la escuela se ha convertido en un impactante video contra las armas, producido por una compañía de Miami, Artex Productions.

En sus dos minutos de duración, Morning Routine refleja las actividades que comparten un padre y una hija en la mañana: una lección frente al espejo de cómo cepillarse los dientes correctamente, un desayuno con jugo de naranjas y cereal.

Esa rutina, sin embargo, se torna perturbadora cuando el padre le pone un chaleco antibalas a la hija debajo de la ropa de la escuela, y ambos actúan como si fuera algo natural, parte de los preparativos antes de salir de casa.

“Esperamos que Morning Routine provoque una reacción visceral en el espectador que lo impulse a tomar acciones políticas tangibles”, dijo Tim Warren, director creativo de Artex Productions y padre de un bebé de ocho meses.

Warren y su equipo, integrado por otros padres primerizos, quisieron emplear su tiempo y talento en pro de una causa que les toca muy de cerca. Se proponen a su vez motivar a otros padres a que participen en campañas para conseguir leyes más estrictas para el control de armas.

“Mi miedo es que mi hija viva en un mundo donde no está segura”, dijo a el Nuevo Herald Charlie Lebess, director general de Artex Productions, que tiene su sede en Coral Gables y realiza videos y comerciales en el que participan celebridades, algunas de las cuales esperan atraer a esta causa.

Lebess, quien tiene una hija de dos años y se encuentra en la fase de búsqueda de un centro de cuidado infantil, compartió el temor que tienen muchos padres al despedir a sus hijos en la mañana, pensando que pueda ser la última vez que los vean.

“Ella va a un lugar que en teoría es seguro, pero existe el riesgo de que sea víctima de un tiroteo”, expresó Lebess.

Florida todavía lidia con el trauma que dejó el tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas el 14 de febrero del 2018, en el que murieron 17 personas y 14 resultaron heridas, la mayoría adolescentes.

Al presentar como normal una situación en la que todos son víctimas de un clima de incertidumbre, el mensaje de Morning Routine se hace más urgente con las masacres ocurridas el mes pasado en Texas y en Dayton Ohio.

El 31 de agosto murieron siete personas y 25 resultaron heridas en un tiroteo en Odessa. El 3 de agosto, un supremacista blanco que dijo su objetivo era matar “mexicanos” asesinó a 22 personas en un centro comercial en El Paso, Texas.

Menos de 24 horas después, un tiroteo en una zona de bares en Dayton, Ohio, dejó 27 heridos y 10 muertos, incluyendo el responsable de la masacre, un hombre de 24 años que asesinó a su propia hermana.

“Queremos que la gente actúe, que se comunique con los funcionarios del gobierno, con los políticos”, dijo Lebess, recalcando que “nos estamos posicionando como padres”, ya que su mensaje no tiene un carácter partidista.

Buscando llevar su mensaje más lejos, Artex se asoció con la organización Brady, cuyo lema es “Unidos contra la violencia armada”, pensando en un acercamiento inteligente y efectivo contra las armas.

“Artex no cree en hacer que todas las armas desaparezcan mágicamente, sino en la regulación racional de armas, comenzando con la ampliación de las verificaciones de antecedentes y la financiación de los CDC para estudiar la violencia armada”, dijo Warren, explicando por qué decidieron trabajar con Brady.

Esta organización, con un historial de 45 años en favor del control de las armas, lleva adelante el proyecto My Last Shot junto a estudiantes de la secundaria Columbine y activistas de todo el país.

“Las personas en cada comunidad deben sentir que pueden ir a la escuela, al parque, a festivales, caminar por las calles, básicamente vivir sus vidas libres de violencia armada”, concluyó Kris Brown, presidente de Brady.

  Comentarios