Sur de la Florida

Niña bahameña de 12 años separada de sus padres, termina en un refugio en Miami

La Guardia Costera ayuda con las evacuaciones en Bahamas después del huracán Dorian

El personal de la Guardia Costera de EE.UU había rescatado el 3 de septiembre a 47 personas en las Bahamas desde el comienzo del huracán Dorian.
Up Next
El personal de la Guardia Costera de EE.UU había rescatado el 3 de septiembre a 47 personas en las Bahamas desde el comienzo del huracán Dorian.

Una niña bahameña de 12 años fue separada de su familia en un aeropuerto del sur de Florida después de huir de la catástrofe del huracán Dorian y funcionarios de aduana de Estados Unidos la enviaron a un refugio en Miami Gardens para niños maltratados o abandonados.

Kaytora Paul, de 12 años, acompañada por su madrina, había volado desde Nassau a West Palm Beach el domingo por la noche después de ser evacuada de la isla de Abaco, arrasada por el huracán. Sin embargo, cuando las dos aterrizaron en la Florida, la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos las transfirió al Aeropuerto Internacional de Miami y finalmente las separó, porque la mujer no era la madre biológica de la niña, le dijo su madre, Katty Paul, al Miami Herald el martes.

Las autoridades también se negaron a darle la custodia a la tía biológica de la niña, que había venido a buscarla al aeropuerto. La joven evacuada se encuentra actualmente alojada en el Hogar Infantil Su Casa en Miami Gardens, bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Su Casa es un establecimiento utilizado por el gobierno estadounidense para hospedar a niños migrantes no acompañados. La niña sería considerada una “menor no acompañada” porque no estaba físicamente acompañada por su madre o padre biológico.

Por lo general, los niños menores de 13 años son enviados a Su Casa, así como a Boystown en Cutler Bay, otro centro para menores de la Florida del Sur. Todo niño de 13 a 17 años ha sido enviado al centro de detención de Homestead.

La CBP y HHS no respondieron de inmediato a los correos electrónicos del Miami Herald el martes. Un empleado de Su Casa le dijo al Herald que se pusiera en contacto con el gobierno de Estados Unidos. Fuentes federales dicen que se espera que casos como el de Paul aumenten a medida que más bahameños continúen buscando refugio después de la tormenta.

“Pensé que perder mi casa era trágico. O tener que mudarse a una isla o a un país diferente era catastrófico”, dijo Katty Paul. “Pero cuando descubrí que la tenían [el gobierno], a mi bebé, quiero decir, no hay palabras. Fue en ese momento que realmente lo perdí todo”.

Paul dijo que su familia de seis, su esposo, su hija y otros tres niños de 3, 10 y 19 años, a duras penas lograron sobrevivir al huracán Dorian. Paul tiene dos trabajos como camarera en un restaurante y su esposo maneja maquinaria pesada.

“Estábamos en casa cuando el techo se derrumbó. Las aguas seguían subiendo. Pasamos seis días en nuestro auto Dodge durmiendo con el parabrisas roto, mojándonos”, dijo. “¿Pasar por esa experiencia desgarradora con tus hijos y luego que te quiten una?”

Paul le dijo al Herald que su hija de 12 años se fue con su madrina después de que los rescatistas vinieron por la familia.

“Pero no había suficiente espacio. En ese momento tienes que tomar una decisión. Envié a mi hija de 12 años con su madrina, mientras yo me quedaba con nuestros dos niños más pequeños y mi esposo se quedaba con nuestro hijo adulto”, dijo.

Recuperar a su hija no será fácil. La madre, aunque llegó a Miami el martes, no puede recogerla. A Paul le dijeron que tenía que pasar por el proceso de solicitud con el HHS para ser la patrocinadora de su hija. Para obtener la custodia de su niña, Paul tendría que recopilar documentación que demuestre que ella es su madre, como por ejemplo un certificado de nacimiento, identificación del gobierno y un comprobante de domicilio. En el pasado, este proceso ha durado de semanas a meses.

Las cosas se complicaron aún más. Paul dice que los funcionarios estadounidenses le dijeron que solo puede quedarse en los Estados Unidos hasta el 26 de septiembre.

Los ciudadanos de las Bahamas que vienen de las zonas afectadas por la tormenta Dorian a los Estados Unidos pueden ingresar al país durante un tiempo limitado con un pasaporte de las Bahamas y un certificado policial que demuestre un historial criminal sin antecedentes.

“Ni siquiera quiero pensar en qué pasará si tengo que marcharme antes de poder reclamar a mi propia hija”, dijo. “Deberías escuchar su voz. Ella está desesperada. Llorando, deprimida. Quiere estar con su familia pero no podemos hacer nada”.

Monique O. Madan covers immigration and enterprise; she previously covered breaking news and local government. Her work has appeared in The New York Times, The Boston Globe, The Boston Herald and The Dallas Morning News. She is currently a Reveal Fellow at the Center for Investigative Reporting. She graduated from Miami Dade College and Emerson College in Boston. A note to tipsters: If you want to send Monique confidential information, her email and mailbox are open. The address is 3511 NW 91st Ave, Doral, FL 33172. You can also direct message her on social media and she’ll provide encrypted Signal details.
  Comentarios