Sur de la Florida

Mujer de los Cayos aprovechó su empleo como contadora para robar miles de dólares, según la Policía

Una mujer que trabajaba como contadora en una compañía de construcción de los Cayos de la Florida se hizo a su nombre más de 70 cheques en poco más de un año, robando más de $30,000, dijeron detectives de la policía del Condado Monroe.

Shonna Sampedro, de 41 años, y residente de Key Largo está presa en una cárcel del condado en Plantation Key, con una fianza de $130,000. La policía la arrestó el lunes y la acusó de dos cargos de latrocinio y de estafa.

Sampedro trabajaba en Nivar Group, una compañía de construcción de los Cayos del Norte, desde marzo de 2018, de acuerdo con el reporte del arresto del detective Benjamin Elmore. En junio de ese año, pocos meses después de haber comenzado en el nuevo empleo, Sampedro empezó a depositar cheques de la compañía en su cuenta bancaria, señaló Elmore.

Los cheques decían “en efectivo” o “gastos menores”, y las cantidades oscilaban entre $200 y $1,000, se dice en el reporte policial. Sampedro también utilizó una tarjeta de débito de Nivar Group para pagar la factura de electricidad de su casa durante tres meses, según el reporte.

Entre junio de 2018 y agosto de 2019, Sampedro se apoderó de un total de $26,945.55, dice el informe de Elmore.

Fueron los cargos de la tarjeta de débito lo que llevó a los propietarios de Nivar Group al resto del presunto robo, escribió Elmore en su reporte.

Los dueños confrontaron a Sampedro a principios de este mes, y ella dijo que los cargos a la tarjeta de la compañía eran un error que ocurrió cuando hacía pagos por internet a nombre de Nivar a la empresa eléctrica Florida Keys Electric Cooperative.

Suesette Castellanos, propietaria de la compañía con su esposo, Alfredo, no creyó lo que Sampedro le dijo y la despidieron el pasado 8 de septiembre.

Castellanos llamó a la policía después que investigó más, y descubrió que dinero de la cuenta en Bank of America de la compañía se había depositado en una cuenta de Centennial Bank.

Los dueños firmaban previamente los cheques en el frente para propósitos de gastos menores, pero Sampedro los endosaba en el anverso, algo que no estaba autorizada a hacer, indicó Elmore.

“Cuando le preguntamos a Shonna cuál era su banco, contestó que era el Centennial Bank”, escribió Elmore. “Shonna no tenía una respuesta clara de porqué cambiaba en efectivo los cheques del negocio en Centennial Bank, donde la compañía no tiene ninguna cuenta”.

  Comentarios