Sur de la Florida

Joe Carollo enfrenta demanda y queja ética por estrella de observación en Bayside

El comisionado miamense Joe Carollo ha sido demandado por una compañía que quiere construir una estrella de observación de 190 pies de altura en Bayside Marketplace, un plan en que Carollo trabajó como asesor privado antes de ser reelecto a la Comisión en noviembre de 2017.

Carollo enfrenta acusaciones de que, como comisionado, usó su conocimiento de las proyecciones de venta de la compañía para presionar a los dueños a compartir más ingresos futuros con la ciudad, una táctica que la compañía dice es una infracción del contrato. Un gerente de la compañía en cuestión también confirmó al Miami Herald que se ha presentado una queja ante la Comisión de Ética y Confianza Pública de Miami-Dade.

La demanda expresa que antes de su regreso a la Comisión de Miami ese año, a Carollo se le pagó $125,000 como asesor de Platinum Advisors LLC, una firma que trataba de instalar la estrella de observación antes de las festividades de la edición 54 del Super Bowl en Bayside. Después de su elección a la Comisión, terminó el contrato de trabajo con la compañía. Carollo ayudó a la empresa a buscar lugares apropiados para la estrella, según la demanda, y coordinó una reunión entre los directivos de la empresa y los administradores de Bayside Marketplace, el lugar propuesto para instalar la estrella.

Una compañía afiliada creada para el proyecto, SkyViews of America, se dedicó al proyecto de la estrella, en un esfuerzo que demoró varios años en el Ayuntamiento sobre cómo conseguir las autorizaciones de zonificación para la estrella porque ese tipo de instalación no estaba definida explícitamente en el código de zonificación de la ciudad.

En la reunión de la Comisión el 26 de septiembre, SkyViews necesitaba la aprobación final antes de la instalación de la estrella: una enmienda al contrato de arrendamiento de Bayside Marketplace con la ciudad. El centro comercial tiene un arrendamiento a largo plazo con Miami hasta 2067, y la estrella significaba firmar un subarrendamiento por un terreno cerca del Hard Rock Cafe. Bayside es operado por Ashkenazy Acquisition Corp., con sede en Nueva York.

Durante el debate del mes pasado, Carollo presionó con fuerza a los representantes de Bayside y SkyViews a entregar más ganancias a la ciudad, insistiendo en que la ciudad estaba entregando valiosos “derechos aéreos” —los derechos para construir estructuras de gran altura— a cambio de muy poco. Así las cosas, exigió un acuerdo para compartir una mayor parte de las ganancias con la ciudad, lo que detuvo la votación.

El lunes por la tarde, SkyViews demandó a Carollo en el tribunal de circuito de Miami-Dade, acusándolo de usar indebidamente su conocimiento de información privada de la compañía, como sus proyecciones financieras, para tratar de renegociar los términos del acuerdo en medio del debate de la comisión para que la ciudad se beneficiara.

La demanda de SkyViews alega que cuando Carollo presionó por más ingresos, infringió su contrato con la empresa. La compañía sostiene que Carollo no debió haber participado en el debate y que debió haberse alejado del tema, como hizo durante votaciones públicas anteriores sobre el asunto.

BAYSIDE M9 Rendering (3).jpg
Representación artística de la estrella de observación que una compañía planea instalar en Bayside Marketplace, en el downtown de Miami. Bayside Marketplace

Carollo declaró al Miami Herald el martes que había preguntado a la asesora jurídica municipal Victoria Méndez si su participación en la votación representaba una preocupación ética. Dijo que lo autorizaron después que la oficina de la asesora jurídica solicitó consejo de la Comisión de Ética para confirmar que no tenía un conflicto de interés.

Los comisionados dijeron que las acusaciones de SkyViews no tienen base. Carollo negó haber recibido información financiera privilegiada durante el tiempo que trabajó con la compañía, e insistió en que solamente lo usaron para buscar ubicaciones y coordinar una reunión con la gerencia de Bayside Marketplace.

“No hay nada en lo absoluto de lo que he expresado que infrinja ninguna responsabilidad fiduciaria adquirida en 2016 cuando me contrataron”, afirmó, explicando que había trabajado con Platinum, no con SkyViews. “Lo que sí no iba a hacer es infringir la responsabilidad que tengo como comisionado con los habitantes de Miami”.

Carollo dijo que la estrella de observación es “algo positivo para la ciudad de Miami en esa zona.

“Lo que no es bueno es que las personas que tienen el arrendamiento en Bayside se vayan a beneficiar tremendamente y los vecinos de Miami solo reciban migajas”, dijo.

Jim Riggs, directivo de SkyViews y Platinum, dijo al Herald que no hay ninguna disputa sobre el trabajo de Carollo como asesor bajo contrato.

Riggs dijo que su compañía ha invertido millones de dólares en la compra de la estrella, que está desarmada en un almacén en Miami-Dade, y en los trámites de aprobación en el Ayuntamiento durante varios años.

Michelle Marchante, reportera del Miami Herald, contribuyó a esta información.

  Comentarios