Sur de la Florida

Comisión de Miami-Dade aprueba $76 millones para que trenes de Brightline lleguen a Aventura Mall

Los trenes de Brightline podrían conectar el downtown de Miami con Aventura en un año, después que el viernes los comisionados del Condado Miami-Dade aprobaron el pago de $76 millones para construir una estación en el Aventura Mall.

La votación no unánime del viernes tuvo lugar a pesar de preocupaciones de que los pasajes del tren eran demasiado caros para los viajeros frecuentes, y lo que el negocio con la compañía que administra los trenes de Virgin significaría para las perspectivas de la Tri-Rail una vez que comience a funcionar el servicio en el mismo corredor.

Sin embargo, en un momento en que las ambiciones de tránsito están empantanadas, los comisionados de Miami-Dade aprovecharon una opción que no necesitaría costos operacionales ni tampoco necesitaría construir nuevas líneas férreas.

“Llevamos años hablando del asunto”, dijo la comisionada Rebeca Sosa, que integra la junta desde el 2001. “Si nos sentamos y no hacemos nada, entonces nada va a ocurrir en este condado. De modo, que ya es hora de dar un paso de avance y empezar a trabajar”.

Brightline solo le cobraría a pasajeros que viajan entre Aventura y Miami un 65 por ciento de lo que cueste viajar en uno de los trenes de la compañía entre Miami y Fort Lauderdale, que en la actualidad es la siguiente parada después del downtown de Miami. Con los pasajes que se pagan hoy en día, un viaje de ida a Aventura costaría alrededor de $9.75, más de cuatro veces de los $2.25 que cobra el Metrorail.

“¿A cuántas personas le estamos brindando servicio aquí? Porque lo cierto es que no se trata de un viaje diario”, dijo el comisionado Joe Martínez, que representa a un distrito suburbano que queda a millas de distancia del sistema del Metrorail. “Me parece que los precios de los pasajes estarán fuera del bolsillo de mucha gente”.

La propuesta de Brightline murió brevemente en la reunión de emergencia de la comisión que organizó el alcalde Carlos Giménez para entrar a considerar el negocio para una estación que financiaría el Condado. En un inicio, Martínez, Daniella Levine Cava, Jean Monestime y Xavier Suarez votaron en contra de la propuesta, lo que le negó a Giménez las dos terceras partes de la votación que exigen las reglas del Condado para controlar un contrato de edificación.

Monestime cambió para un Sí tras negociar una concesión en el lugar, en tanto Giménez y José González, alto ejecutivo de Brightline, estuvieron de acuerdo en realizar algunas construcciones en la propiedad dedicada a unidades de fuerza laboral, que por lo general, cobra alquileres menores que los del mercado.

La propuesta de Brightline, que se hizo pública hace 11 días, fue el primer debate de importancia de la comisión desde que varios comisionados anunciaron sus planes de aspirar a la alcaldía del condado en el 2020. Levine Cava, Monestime y Suárez aspiran a suceder a Giménez, cuyo término está limitado, al igual que el comisionado Esteban “Steve” Bovo, que respaldó el plan de Brightline. “Me parece que es importante que dejemos un legado, que en el futuro se sepa que hicimos algo”, dijo Bovo.

Martínez se marchó de la reunión antes de la votación final, lo que dejó a Levine Cava y a Suárez como los únicos comisionados que votaron a favor del No.

La línea férrea de Brightline se encuentra en terrenos privados que en otra época formaron parte del viejo sistema ferroviario de Henry Flagler, y tener trenes en esa área ha sido una meta de tránsito en Miami-Dade durante décadas. Esa zona se bautizó como el “Corredor Noreste” en los estudios de tránsito de Miami-Dade que se realizaron en el 2016, y que se conocen como el Plan SMART, que en la actualidad está trabajando en nuevos planes de transporte para seis de las rutas más transitadas del condado.

Con el acuerdo del viernes, el corredor noreste podría tener una nueva parada mucho antes de que los otros corredores tengan una.

Ya Miami-Dade aprobó una ruta rápida de autobuses para el corredor sur, donde en cierta época Metrorail buscó tener una expansión, y la comisión no tiene planeado entrar a considerar propuestas para la ruta SMART hasta Miami Beach hasta la próxima primavera. Los otros corredores están a la espera de que la comisión u otra junta del condado tome algún tipo de acción.

Miami-Dade tiene planeado gastar hasta $76 millones en la nueva estación que se edificaría en la cuadra 19700 de West Dixie Highway, y que contaría con un puente peatonal por encima de la carretera, y conectaría a Biscayne Boulevard con el Aventura Mall. El condado podría emplear sus reservas, la principal fuente de dinero que tiene, para llevar a cabo la expansión del sistema de tránsito, y de este modo financiar el acuerdo. A su vez, Brightline podría encargarse de la construcción de la estación, aunque Miami-Dade seguiría siendo el propietario de los terrenos después que se hayan comprado.

Brightline pagaría las operaciones del nuevo servicio de trenes, y Miami-Dade contribuiría con una cantidad notable de dinero para mantener las operaciones en el futuro.

Giménez dijo que el Condado planea negociar un subsidio potencial para reducir los pasajes de Brightline y acercarlos a la cantidad que los usuarios pagan en el Metrorail. Giménez estuvo a punto de patrocinar el negocio que, según dijeron varios comisionados, el alcalde buscaba.

“Si queremos reducir más los pasajes, hay un subsidio que probablemente necesitemos para negociar con ellos”, dijo Giménez, señalando después que las redes de autobuses y trenes del Condado generan una fracción de sus costos operacionales mediante las ganancias por los pasajes.

El acuerdo tiene proyectada inaugurar la estación de Aventura octubre de 2020, pero Brightline cuenta hasta finales de 2022 para inaugurar el servicio o, de lo contrario, correría el riesgo de perder el acuerdo. La compañía accedió a que los trenes salgan cada 30 minutos durante lo que define como hora pico, es decir de 6 a.m. a 8 a.m., y de 5 p.m. a 7 p.m. De igual modo, se reserva el 20 por ciento de los asientos de un tren para los precios de descuento Aventura hasta 48 horas antes de la hora de la salida.

Después de ello, los asientos estarían disponibles para cualquier pasajero, incluyendo los que pagan los pasajes con descuento hasta Aventura, y los que pagan los pasajes más altos para la ruta de Brightline hasta West Palm Beach.

Se cree que el viaje podría demorar unos 15 minutos desde Miami, y que los trenes harían una escala de menos de dos minutos en Aventura antes de proseguir viaje hasta la próxima parada.

Brightline también accedió a encargarse del diseño de la estación, de modo que se pueda agregar una plataforma de Tri-Rail en una fecha futura. El destino de los planes de expansión de Tri-Rail se cierne sobre la propuesta para Aventura, ya que Brightline es un participante crucial en el futuro del tren.

Se suponía que el servicio de Tri-Rail comenzaría en 2017 con una plataforma en la estación de Brightline en el downtown Miami, un proyecto en el que Tri-Rail y los gobiernos locales gastaron $70 millones para construir. Brightline ha declarado que las demoras podrían posponer el inicio de la construcción hasta bien entrado el 2020.

El corredor de Brightline es igualmente el potencial “Conexión Costal” para el Tri-Rail, que tendría funcionando a trenes que harían diferentes paradas a lo largo de la línea férrea. La idea de tener carriles paralelos, uno para el servicio expreso de Brightline, y otro para las paradas locales de Tri-Rail, exige que Brightline firme el tipo de acuerdo con with Tri-Rail que todavía no se ha materializado.

En el acuerdo que se aprobó el viernes se señala que seguirán las conversaciones con Tri-Rail, que patrocina el plan para la estación de Aventura. Dado que aún Brightline no ha logrado un acuerdo con Tri-Rail, y en la actualidad busca expandirse hasta una breve parada, por lo menos, la estación de Aventura no hace sino hacer mayor la posibilidad de que Brightline opte por dar servicios en el corredor en vez de hacerlo Tri-Rail.

Jose González, ejecutivo de Florida East Coast Industries, que es la propietaria de Brightline, dijo que esperaba que Tri-Rail busque tener estaciones entre Miami y Aventura.

“Es un punto a mitad del camino”, dijo González, “y un área más donde hay muchas más oportunidades para la cantidad de pasajeros”, agregó.

  Comentarios