Sur de la Florida

Queman libros de escritora de Miami en universidad de Georgia ¿Racismo vs diversidad?

La escritora cubanoamericana Jennine Capó Crucet ha sido el centro de una controversia desde la semana pasada cuando una presentación sobre diversidad, en Georgia Southern University, generó una respuesta airada de algunos estudiantes y terminó en la quema de sus libros.

Capó Crucet, de padres cubanos y criada en Hialeah, que ha incorporado parte de sus experiencias a sus libros, fue invitada por la Universidad en Georgia a hablar sobre su libro Make Your Home Among Strangers, incluido entre los textos que los estudiantes deben leer en el programa First-Year Experience (FYE), que los ayuda a hacer la transición de la secundaria a la universidad.

Inspirado en parte en su vida, ya que Capó Crucet se graduó de Cornell University, el libro aborda las dificultades que enfrenta una joven hispana para sobrevivir en una prestigiosa universidad en un ambiente predominantemente blanco.

Después de su presentación la noche del 9 de octubre, en el Performing Arts Center, Capó Crucet invitó a los asistentes a participar en una sesión de preguntas y respuestas. Fue entonces cuando uno de los estudiantes hizo a la escritora un comentario que luego desató una discusión en el auditorio, según reportó el periódico universitario The George-Anne.


“He notado que usted ha hecho una serie de generalizaciones sobre los privilegios de la mayoría de los blancos”, dijo uno de los estudiantes en el micrófono. “¿Qué le hace pensar que está bien venir a una universidad, como esta, cuando se supone que se promueva la diversidad, que es lo que nos han enseñado? No entiendo cuál fue el propósito de esto”.

“Vine aquí porque me invitaron y hablé sobre el privilegio de los blancos, algo real de lo que te estás beneficiando ahora mismo al hacer esta pregunta “, dijo Crucet, también profesora de la Universidad de Nebraska.

En una declaración en su muro de Twitter, la escritora calificó de “hostil” la reacción a su obra, y dijo que esta actitud refleja justamente los temas que trata en el ensayo Imagine Me Here, or How I Became a Professor, que leyó durante su presentación.

“Fue surrealista y extraño. Contesté la pregunta con la misma respuesta que doy en el ensayo y dije que el momento parecía un déjà vu”, añadió en la declaración.

Posteriormente la presentación continuó con más preguntas a la autora, que, según la publicación del College, contestó de manera “cortés”.

Los estudiantes dividieron sus opiniones y algunos expresaron críticas a Capó Crucet en Twitter.

Más tarde en la noche, se publicó en Twitter un video en el que se mostraba la quema de los libros de Capó Crucet con una leyenda que decía: “Están quemando los libros de FYE [el nombre de la clase]... por la autora”.

La quema de los libros se produjo en una parrilla ubicada junto a la casa club de uno de los dormitorios del campus universitario.


Cuando la autora tuiteó lo que estaba sucediendo, algunos estudiantes la acusaron de usar el incidente para llamar la atención sobre el libro.

“¿Eres generalmente tan racista o estas usándolo como fachada para promover tu libro de mierda e inútil?”, tuiteó alguien de nombre Caitlin.

Capó Crucet dijo en la declaración en su cuenta de Twitter que esa noche sus anfitriones de la universidad la tuvieron que trasladar para un hospedaje distinto al que le habían destinado al principio.

Finalmente, la autora dijo que temía por lo que pudiera sucederles a los estudiantes que le habían manifestado su apoyo y agradecimiento por su presentación.

“Ese libro comenzó como un acto de amor y de entendimiento profundo”, escribió, manifestando su esperanza de que la Universidad diera segumiento a la conversación que se había iniciado en el auditorio con su presentación.

La quema de los libros fue condenada por organizaciones que defienden la libertad de expresión, como PEN America.

La Universidad no tomó medidas disciplinarias contra los responsables de este acto.

Sin embargo, en una carta a los estudiantes y al profesorado, el presidente de la universidad, Kyle Marrero, dijo: “Si bien está dentro de los derechos de la primera enmienda de los estudiantes, la quema de libros no se alinea con los valores de Georgia Southern”.

  Comentarios