Sur de la Florida

Inversor condenado a 25 años por estafar $1,300 millones en Florida

Owlwood, el antiguo hogar de Tony Curtis y Sonny and Cher en Holmby Hills, regresa al mercado, esta vez por $ 115 millones. La mansión de estilo renacentista italiano en una de las secciones más ricas de Los Ángeles fue la pieza central de las inversiones inmobiliarias del Grupo de Empresas Woodbridge, que fue objeto de escrutinio en un caso del esquema Ponzi de la SEC en Miami.
Owlwood, el antiguo hogar de Tony Curtis y Sonny and Cher en Holmby Hills, regresa al mercado, esta vez por $ 115 millones. La mansión de estilo renacentista italiano en una de las secciones más ricas de Los Ángeles fue la pieza central de las inversiones inmobiliarias del Grupo de Empresas Woodbridge, que fue objeto de escrutinio en un caso del esquema Ponzi de la SEC en Miami. Miami

Robert Shapiro, ex presidente de un fondo de inversiones, fue sentenciado este martes a 25 años de cárcel tras declararse culpable de evasión fiscal y de estafar $1,300 millones a más de 7,000 personas.

Durante cinco años, Shapiro, de 61 años, lideró este esquema piramidal, también conocido como “Ponzi”, a través del fondo Woodbridge Group, que llegó a emplear a unas 130 personas en varias ciudades del país, entre ellas Boca Ratón, hasta declararse en bancarrota en el 2017 e incumplir con sus obligaciones con los inversionistas.

Como parte de su declaración de culpabilidad, Shapiro acordó renunciar a ciertos activos, muchos de los cuales fueron decomisados por agentes federales en su vivienda de California, detalló este martes la Fiscalía.

El condenado se comprometió a entregar obras de Picasso y Renoir, entre otros grandes artistas, una colección de más de 600 botellas de vino, un Mercury clásico descapotable de 1969 y joyas con diamantes, entre muchos otros bienes de lujo.

La audiencia de restitución ante la jueza Cecilia M. Altonaga está prevista para enero próximo.

Woodbridge solicitaba dinero a los inversores a cambio de pagarés con altas tasas de interés mensuales supuestamente vinculados a bienes inmuebles de propiedad de terceros, los cuales estarían haciendo los pagos de intereses a la empresa.

Shapiro y su cómplices, Dane Roseman, alias “Dayne Roseman”, e Iván Acevedo, convencieron a miles de inversionistas que aportaron más de $1,290 millones a Woodbridge.

Los cómplices enfrentarán juicio en el 2020. De igual forma, los tres, junto con la esposa de Shapiro, identificada por la Fiscalía sólo como J.S., enfrentan además cargos civiles formulados por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) relacionados con el fraude.

Según la acusación, al menos 2,600 de las víctimas invirtieron sus ahorros de jubilación, por un total de $400 millones.

Shapiro también se declaró culpable de evasión de impuestos debidos por el impago de más de $6 millones en impuestos entre el 2000 y el 2005.

  Comentarios