Sur de la Florida

Fue arrestado en West Kendall por tener billetes de utilería. Pero, ¿es eso un delito?

En el show Ozark, de Netflix, se ven maletas llenas de dinero de las drogas. El personaje que interpreta Leonardo DiCaprio en The Wolf of Wall Street se regodea con su amante en una cama cubierta de billetes de cien dólares. Todo eso además de los innumerables videos de estrellas del hip-hop que lanzan billetes a los aires.

Naturalmente, esos billetes no son de verdad.

Se conocen como billetes o dinero de utilería, para usarse en programas de televisión y cine, pero lo suficientemente distintos de los reales para que nadie intente comprar algo con ellos. Alexander Binker, a quien la policía paró por conducir imprudentemente en West Kendall, tenía en su billetera varios dólares con el texto “FOR MOTION PICTURE USE ONLY” [solo para usarse en películas], que dijo eran de la grabación de un video de rap de un amigo.

Pero la Policía Miami-Dade arrestó a Binker, de 20 años, por tenencia de billetes falsificados.

El abogado de Binker ha pedido ahora a un juez de Miami-Dade que desestime el cargo, diciendo que Binker no trató de usar los billetes de utilería para comprar nada y la tenencia de esos billetes no infringe ninguna ley de la Florida. Binker, quien regresará al tribunal la semana próxima, enfrenta cinco años de prisión si lo declaran culpable.

“Lo único falso que hay en este caso son los cargos”, dijo George Pallas, su abogado defensor.

La Fiscalía Estatal de Miami-Dade no ha respondido a una solicitud de desestimar el caso. “Estamos evaluando las pruebas”, dijo el portavoz Ed Griffith.

Como es fácil comprar estos billetes en internet, la proliferación del dinero de utilería ha confundido a las autoridades policiales, que han arrestado a numerosas personas tratando de comprar cosas con los billetes en cuestión.

Dos adolescentes del Condado Polk fueron arrestados hace poco por usar el equivalente a $300 en dinero de utilería para comprar un iPhone. En Carolina del Norte, un hombre fue arrestado hace unos meses por tratar de comprar un sistema de videojuegos con billetes de utilería a una mujer en el estacionamiento de un Walmart. Y en California, un grupo de alumnos de secundaria compró dinero de utilería en internet y lo estaba usando para comprar en negocios locales; ese grupo no enfrentó cargos.

El dinero de utilería puede comprarse en lugares como Amazon y a través de otros, que los venden por $10 por un fajo de 100 billetes de $20.

“El Servicio Secreto está trabajando con la fiscalía estatal y páginas de comercio electrónico para que saquen los billetes de utilería de la venta”, dijo un portavoz de la agencia en un comunicado enviado al Miami Herald.

El Servicio Secreto advierte que aunque alguien tenga encima billetes legales de utilería, es ilegal tratar de usarlos para comprar algo.

Según las leyes federales, los billetes son falsificados si “si parecen genuinos y se usan para engañar a una persona que piense que son reales”. Los billetes legales de utilería deben ser más de una vez y media más grandes o menos de tres cuartas partes menores que los de verdad.

“Hay muchas variantes de moneda falsificada y dinero de utilería que el Servicio Secreto conoce”, dijo el portavoz.

Algunos billetes de utilería son legales, pero otros no. Muchos más caen en una zona intermedia.

Alexander_Binker_-_Copy_(2_fitted (1).jpeg
Alexander Binker - Miami-Dade Police

Una compañía del sur de la Florida, Prop Movie Money, dice ser “la fuente confiable de dinero de utilería de Hollywood” y alega que lo suministrado para programas populares de televisión como Ballers, Narcos y Better Call Saul. Los billetes de la compañía tienen un descargo de responsabilidad que dice T: “ESTE BILLETE NO ES MONEDA DE CURSO LEGAL” Y “PARA USAR SOLAMENTE EN PELÍCULAS”, e insiste en que las imágenes que aparecen en los billetes “se parecen a personajes ficticios de historietas cómicas y son muy diferentes de las imágenes de los billetes reales”.

Pero hay debate sobre las normas.

Rich Rappaport, propietario de RJR Props, dice que su compañía es una de las pocas que trabaja directamente con el gobierno federal para asegurar que los billetes cumplan lo establecido por la ley. Explica que la mayoría de las empresas que producen estos billetes no cumplen la ley.

“La mayoría de las empresas de billetes de utilería no conocen nada de las leyes sobre esto y no les interesa si arrestan a la gente que los compra”, dice Rapport. “Es un gran problema”.

“El dinero parece absolutamente real en la pantalla, filmado a 15 pulgadas de distancia”, agregó. “Pero si alguien trata de usarlo, cuando un cajero lo tenga en la mano, se da cuenta que no es verdadero”.

Para las tomas en primer plano, la compañía ofrece billetes “de alta calidad”, que están impresos solamente por un lado.

No se sabe qué compañía fabricó los billetes que le encontraron a Binker porque siguen en poder de la policía.

Binker y su amiga Sofia Rigal fueron arrestados un día de julio a las 3:30 de la madrugada cuando la policía los paró en West Kendall por exceso de velocidad y cambiarse de carrilera indebidamente. Un policía de Miami-Dade registró el auto y encontró lo que sospechaba era cocaína y marihuana. Los dos fueron esposados y los estaban procesando cuando otro agente le revisó la billetera y encontró los billetes de utilería.

Breaking Bad AMC.png
Programas de televisión como ‘Breaking Bad’ usan billetes llamados de utilería que de lejos parecen dólares de verdad. - AMC

Binker tenía 32 billetes de utilería de $100 y dos de $50, según el informe policial.

“Lo que pasa es que no debes tener eso en tu billetera”, le dijo el agente Leamsi Horta, según un video tomado con la cámara corporal del policía, dado a conocer como parte del arresto.

Los fiscales declinaron acusar a Binker y Rigal por posesión de drogas, pero sí presentaron cargos por conducir temerariamente y posesión de dinero falso, que es un delito grave de tercer grado.

Hace pocas semanas, el abogado de Binker presentó una moción para desestimar el caso.

Pallas, el abogado, alegó que las leyes de la Florida indican que alguien es culpable de tener billetes falsificados si hay “un intento de pagar con ellos para estafar a otra persona”.

Pallas dice que Binker nunca tuvo intención de usar esos billetes indebidamente.

“Es lo opuesto del dinero falsificado, está diseñado con salvaguardas para que no se pueda usar como si fuera verdadero”, dijo Pallas.

Charles Rabin, redactor del Miami Herald, contribuyó a esta información.

  Comentarios