Sur de la Florida

Tras atropellar a cuatro peatones en Miami Beach, conductor se da a la fuga, pero la policía lo captura

Cuando el sábado por la noche, patrulleros de la policía de Miami Beach encontraron al residente de North Bay Village Jay Alli-Balukoff en su BMW del 2015 en Normandy Drive, “estaba llorando y gritando”. Tenía también un fuerte olor a alcohol.

Según un portavoz de la policía, poco antes, y a milla y media de distancia, Alli-Balukoff se subió a una acera con el vehículo y atropelló a cuatro peatones que cruzaban legalmente Collins Avenue.

Dos de las cuatro víctimas debieron ser llevadas al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial, en Miami, con lesiones graves. Un cirujano plástico tuvo que atender a una de las dos víctimas, que sufrió laceraciones faciales y perdió algunos dientes.

Alli-Balukoff fue llevado a la cárcel Turner Guilford Knight (TGK), localizada en Miami-Dade, donde permanecía el lunes, acusado de dos cargos por abandonar el lugar de un accidente, dos cargos por conducir en estado de embriaguez y causar graves lesiones físicas, y un cargo por conducir imprudentemente y en estado de embriaguez.

De acuerdo con el reporte del arresto, a alrededor de las 7:30 p.m. del sábado, la luz roja de un semáforo en Collins Avenue le dio a siete peatones el derecho de atravesar la avenida en dirección este a la altura de la calle 63.

Alli-Balukoff conducía por Collins en su BMW X5 de color negro —con placas de la Florida de los Bucaneros de Tampa “JFAB”— “a alta velocidad, pasándole por el lado al tráfico de la acera del lado este”, se dice en el reporte, y luego atropelló a cuatro personas que se encontraban en la acera.

Varios testigos le dijeron a la policía que Alli-Balukoff no se detuvo.

Después de enviar una alerta a los patrulleros que estaban en el área, un agente vio el automóvil de Alli-Balukoff dirigiéndose al oeste por la calle 71. En el 1100 Normandy Drive, los patrulleros pararon el BMW.

En el reporte del arresto se señala que tras dos muestras de aliento, los niveles de alcohol de Alli-Balukoff arrojaron tener .166 y .183, mucho más que el límite legal de .08.

  Comentarios