Sur de la Florida

Aunque fue atropellado por conductora distraída, abogado podría ser multado

Días antes de trabajar en un importante juicio, el abogado del sur de la Florida James DeMiles sufrió una fractura en la espalda cuando un automóvil lo atropelló mientras trotaba por la calle. En medio de dolores, y tirado a un lado de la calle, dijo DeMiles, la joven que conducía el auto, lo detuvo, se bajó y se le acercó.

“Muy nerviosa, lo primero que me dijo fue que lo sentía, que se entretuvo mirando su teléfono”, recuerda DeMiles.

Sin embargo, a pesar de una ley de la Florida que fue recientemente aprobada, y que convierte en un delito serio conducir y enviar textos por el teléfono celular, la policía de Hollywood dijo que la multa podría ser para DeMiles.

Tres días después del accidente, el abogado de 39 años regresó a la casa, y enfrenta largas semanas de estar postrado en una cama, además de meses de tener que usar un corsé de yeso en la espalda. DeMiles dijo que está pasmado de que la policía piense multarlo a él, no a la mujer que lo arrolló mientras corría por la calle de forma legal.

Christian Lata, portavoz de la policía de Hollywood, le dijo al Miami Herald que la conductora le declaró a la policía de que DeMiles se metió repentinamente delante de su auto. Lata no mencionó la ley de tráfico que DeMiles infringió, ya que el patrullero que acudió al lugar del accidente, aún no ha terminado el reporte. Tampoco el nombre de la conductora está disponible hasta que el reporte concluya.

DeMiles, por su parte, dijo que nunca entró a la vía de forma intempestiva, y que corría por la cuneta, porque esa área de Hollywood no tiene aceras. DeMiles agregó que la aplicación Nike del celular, que usa GPS para rastrear su ruta, respalda la afirmación de que no estaba en la calle cuando lo mujer lo impactó.

“Este es mi barrio, y siempre corro con mucho cuidado. Resulté lesionado de gravedad porque la conductora iba a alta velocidad y conducía distraída por el teléfono”, escribió DeMiles en un correo electrónico que le envió el lunes al patrullero que atendió la llamada.

Enviar textos y conducir es algo ilegal desde hace varios años en la Florida, pero un patrullero no puede parar a un automovilista por hacerlo. El año pasado, se entregaron menos de 1,700 multas por dicha infracción.

Sin embargo, a principios de este año, los legisladores de la Florida aprobaron un proyecto de ley que le permite a los patrulleros detener y multar a un conductor que esté escribiendo un texto a la vez que maneja. La ley entró en vigor en julio. De igual modo, la ley prohíbe usar un teléfono celular en una zona escolar o en una zona donde se hacen trabajos de obras públicas, una cláusula que entró en efecto el 1ro. de octubre.

DeMiles trabajó como fiscal de Miami-Dade, y es muy conocido en el Edificio de Justicia Richard E. Gerstein. En la actualidad, se dedica a la práctica privada, y representa a Omar Rodríguez, el hombre de Kendall acusado de haber matado a un hombre por una discusión por excremento de perro.

Esta semana, DeMiles debía comenzar un juicio federal por una reclamación de inundación relacionada con el huracán Irma en el 2017. El proceso se pospuso debido al accidente.

El accidente ocurrió el pasado viernes, al filo de las 9 a.m. en Johnson Street, al oeste de la avenida 24, una zona residencial. DeMiles escuchaba la canción Wagon Wheel, del cantante de música country Darrius Rucker cuando sintió un fuerte golpe por detrás.

Todo sucedió en cámara lenta, como en una película de acción. DeMiles dio una vuelta y voló por los aires, pegándole al parabrisas con la cabeza. “¡Gracias a Dios, usted no está muerto!”, dijo la mujer tras bajarse del vehículo.

DeMiles fue llevado de urgencia al Hospital Memorial Regional, en Hollywood, donde los médicos le dijeron que tuvo suerte de no quedar paralítico, y lo llamaron el “Hombre Milagro”.

La columna vertebral se le fracturó en dos secciones de la parte inferior. También se le herniaron dos discos en la espalda.

  Comentarios