Sur de la Florida

Encuentran algo insólito en el recto de hombre de Miami. Los médicos batallaron para extraérselo

Un hombre de Miami llegó al Kendall Regional Medical Center quejándose de dolores abdominales. Tras examinarlo, los médicos encontraron la causa, aunque hay que decir que no era lo que esperaban.

Como lo reportó el periódico The New York Post, el paciente de 46 años con antecedentes de problemas psiquiátricos, llegó al hospital con un shock séptico, una seria infección que provoca el fallo de los órganos, y hace bajar peligrosamente la presión sanguínea.

La historia clínica del hombre “era notable”, con for esquizofrenia, desorden bipolar, y sin tomar las medicinas que le ordenaban, según reporte sobre el caso que el mes pasado publicaron en Annals of Medicine & Surgery los médicos de Kendall que lo atendieron.

Cuando los médicos le hicieron una tomografía computarizada (CT scan) para saber qué tenía, le encontraron un destornillador de ocho pulgadas en el recto.

El hombre fue trasladado de inmediato al quirófano, y los médicos trataron de sacarle el destornillador. Primero intentaron hacerlo sin cirugía, pero no funcionó.


Cuando los médicos examinaban los intestinos del hombre, descubrieron que la punta afilada el destornillador le había perforado la intersección del colon y del recto, y le había entrado en las nalgas. Parte del trasero se le tuvo que quitar. Tras entrar en la cavidad abdominal, los médicos lograron sacar el destornillador. Ahora el hombre deberá usar una bolsita de colostomía, que se le quitaría con el tiempo.

“Al cabo de dos semanas de tratamiento, el paciente ha respondido satisfactoriamente y ha mejorado”, dijeron los médicos.

El hombre no dijo cómo el destornillador llegó a parar en el recto, y los médicos dijeron que “evidentemente se trata de una situación embarazosa”.

Los médicos escribieron que “las razones más comunes para una insertar en el ano un objeto extraño es placer sexual, aunque existen otras explicaciones como ocultar drogas, agresión, un ‘accidente’, motivos psiquiátricos, y para aliviar la diarrea o el estreñimiento”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios