Sur de la Florida

Dos días de caza de langostas los mandó 60 días a la cárcel

Agentes de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) recibieron una pista en julio de 2017 de que un grupo de hombres de Alabama y Georgia se dirigían a los Cayos de la Florida para cazar langostas, los codiciados crustáceos que no entrarán en temporada hasta el mes siguiente.

Sin embargo, cuando fueron detenidos, ya habían arrasado un amplia área de las aguas de la ciudad de Marathon y, según los fiscales, el pillaje que ocasionaron afectó a la población de langostas para los años futuros.

La jueza de Corte de Circuit del Condado Monroe Ruth Becker esta semana sentenció a cuatro de los siete hombres a 60 días en la cárcel del Condado, 10 años de libertad condicional, y una prohibición de por vida a pescar en la Florida.

Becker calificó los delitos como “algunas de las violaciones de recursos marinos más terribles que ha visto esta corte”.

Los acusados sentenciados son: Francis Bartkiewicz, de 59 años, y vecino de Eufaula, Alabama; Leon Reeves, de 50 años, y vecino de Phenix, Alabama; Jeffrey Honnell, de 47 años, y vecino de Phenix, Alabama; y Jeffrey Meide, de 46 años, y vecino de Rome, Georgia. Todos se declararon culpables el miércoles.

Otro hombre, David Gilmore, de 57 años, y vecino de Eufaula, Georgia, debía acudir a la corte el mismo día, pero tuvo un problema médico que lo obligó a cancelar el viaje a los Cayos.

Becker sentenció a Kyle Bartkiewicz, de 25 años, y a Robinson Reeves, de 21 años, a tres años de libertad condicional por su participación en el caso.

Los agentes de la FWC arrestaron a los siete implicados el 9 de julio de 2017, por apoderarse de un total de 320 langostas en Bamboo Bank, cerca de Vaca Cut, en Marathon. De las langostas capturadas, todas fuera de temporada, 226 tenían un tamaño menor del que estipula la ley.

La temporada de la pesca de la langosta empieza el 6 de agosto y termina el 31 de marzo.

  Comentarios