Sur de la Florida

Daniel Sarcos pasa el Día de los Padres con las mujeres de su vida

El presentador y actor venezolano Daniel Sarcos asegura que su hija Carlota, de cinco años, es tan inquieta como él cuando era muy joven.
El presentador y actor venezolano Daniel Sarcos asegura que su hija Carlota, de cinco años, es tan inquieta como él cuando era muy joven. el Nuevo Herald

El Día de los Padres no será una celebración cualquiera para Daniel Sarcos. Por primera vez el copresentador venezolano de Un nuevo día (Telemundo) pasará el domingo en su casa de South Miami junto a sus dos hijas, su nieta, su madre, una tía, su novia y la suegra.

“Será una fiesta muy especial porque estaré rodeado de las mujeres de mi vida”, expresó Sarcos durante una pausa del ensayo de Relatos borrachos, en el Teatro Trail, adonde asistió acompañado de Carlota, su hija menor, de cinco años de edad.

El presentador-actor le comentó a el Nuevo Herald que vivió experiencias muy diferentes durante el nacimiento de sus hijas.

“Cuando nació María Victoria casi me desmayo. Yo era un muchacho de 21 añitos que no tenía idea de cómo salir adelante con el compromiso que había contraído”, evocó Sarcos. “Me acuerdo que no pude llegar al alumbramiento porque su madre se adelantó y yo me encontraba produciendo unos espectáculos en Barquisimeto”.

Pero con Carlota fue diferente. Como ya era un hombre experimentado y todo se planificó como Dios manda, estuvo presente en el parto y pudo cortarle el cordón umbilical.

“Fui la primera persona que cargó a Carlota”, recordó el presentador de 47 años, quien reconoce que la llegada de la niña le permitió “redefinir el amor y rectificar errores cometidos” cuando fue padre por primera vez.

María Victoria es fruto de su primer matrimonio con un amor de adolescencia. Tiene 26 años y ya lo hizo abuelo de Victoria Isabella, que cumplió siete.

La madre de Carlota es la conocida presentadora Chiquinquirá Delgado.

Desde hace tres años Sarcos años es novio de la presentadora Alessandra Villegas.

NUNCA PIERDEN EL CONTACTO

“Mis hijas tienen muchos rasgos míos. Curiosamente, la mayor tiene la paz que adquirí en la madurez y la menor es tan inquieta como yo cuando era muy joven”, apuntó Sarcos, quien visita con frecuencia a María Victoria, que vive en Orlando, y pasa dos días de la semana con Carlota.

“Los miércoles y jueves son sagrados para nosotros”, dijo el artista, señalando que durante esos días le dedica más tiempo y energía a la pequeña que si viviera con ella la semana completa.

“No creo que Carlota haya sufrido el divorcio de sus padres como otros niños porque era una bebé cuando su mamá y yo nos separamos”, asevera. “Pienso que es muy feliz porque encuentra amor en cada esquina, tanto en la casa de su mamá como en la mía”.

Si la niña seguirá el camino profesional de sus padres, aún está por verse. Pero algo anda tramando.

“El otro día me dijo que no sabía si decidirse entre ser cantante, princesa o ‘médico de animales’ ”, comentó el presentador, que describe a la pequeña como “muy histriónica, extrovertida, apasionada y con sentido musical”.

“Considero que es un error separar a los hijos del mundo de sus padres. En mi caso, Carlota me acompaña a los ensayos y conoce a mis amigos del medio. Es algo cotidiano para ella”, apuntó.

SIEMPRE ESTÁ OCUPADO

Sobre la extensión de la temporada de Relatos borrachos, Sarcos dijo que todo depende de los ajustes que haga en su agenda, ya que vuela a República Dominicana todos los fines de semana para animar Aquí se habla español, un programa dominical de variedades de la televisión local que lleva cinco años en el aire.

“Mi relación con el público dominicano es extraordinaria. La generosidad de ese pueblo es una de sus grandes virtudes”, destacó el presentador, cuya película Los paracaidistas (2015), filmada en República Dominicana, figura entre las más taquilleras de ese país actualmente.

En cuanto a Relatos..., el artista explicó que se basa en “las tonterías que comete la gente cuando está bajo los efectos del alcohol”; y que si se enroló en la producción fue porque le atrajo el tema –“ya que todos hemos tenido cerca alguna víctima de la adicciones”– y por la oportunidad de compartir el escenario con Alba Roversi y Elba Escobar, “un sueño realizado y un susto que me obliga a exigirme mucho”.

A Sarcos le sobra energía. Nadie imaginaría que se levantó a las 5 a.m. para estar listo en el estudio de Un nuevo día, que presenta junto con Adamari López, Rashel Díaz, Diego Schoening, Ana María Canseco y Neida Sandoval.

“Es el programa más exigente a nivel físico en el que he participado en toda mi carrera”, confesó. “Nadie tiene idea de las cosas que tenemos que hacer para vencer la rutina. Pero como somos un grupo tan entusiasta, nos las arreglamos para tener siempre un tema nuevo sobre la mesa y abordarlo con humor. El programa es como la vida misma”.

Siga a Arturo Arias-Polo en Twitter: @arturoariaspolo

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios