Sur de la Florida

Un tercio de los niños en edad preescolar viven en la pobreza en Miami

Voluntarios ayudan a llenar bolsas con vegetales en un evento especial de distribución de comida Farm Share en Sweetwater, el 15 de junio de 2013.
Voluntarios ayudan a llenar bolsas con vegetales en un evento especial de distribución de comida Farm Share en Sweetwater, el 15 de junio de 2013. Archivo/Miami Herald

Un 30% de los niños más pequeños de Miami-Dade viven en la pobreza, un dato que revela la enorme diferencia que hay en un condado donde los residentes más pobres ganan menos de $170 a la semana.

Las conclusiones de un nuevo análisis sobre el condado a partir de datos tomados del Censo Nacional no hacen sino afirmar todavía más que Miami-Dade es un notable ejemplo de la gran división que existe en los ingresos de los residentes: en el 2013 la quinta parte más rica de la población ganó un promedio de $176,876 al año, mientras el ingreso de la quinta parte más pobre fue de $8,829.

“El nivel extremo de desigualdad ha aumentado desmesuradamente”, dijo Robert Hesler, autor del reporte titulado Income & Poverty in Miami-Dade County: 2013 (Ingreso y Pobreza en el Condado Miami-Dade County: 2013).

El astronómico costo de los alquileres, la falta de transporte público y el alto costo de los préstamos estudiantiles contribuyen a que los residentes con bajos salarios de Miami-Dade sigan en la pobreza, dijo por su parte Alayne Unterberger, investigadora de Política Social y Económica de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) quien no participó en el trabajo. Unterberger dijo que una de las mayores atracciones del área, su importancia como destino de vacaciones, se agrega a las barreras que separan a los residentes más pobres de la clase media.

“La economía del sur de la Florida está más enfocada en los servicios, el turismo y la industria de la construcción que en la creación de empleos fijos con beneficios”, dijo Unterberger.

La División de Investigaciones Económicas de Miami-Dade realizó el reporte, el primero de tres donde se analiza el estado de pobreza del condado. Entre las conclusiones que llegó están:

▪ Aproximadamente uno de cada cinco hogares en Miami-Dade viven en la pobreza. Esa definición se hace tomando en cuenta ingresos de menos de $23,625 anuales para una familia de cuatro. En total, cerca de los 541,000 residentes de Miami-Dade, de una población de 2.5 millones, viven en la pobreza.

▪ Miami-Dade encabeza la escala de la pobreza a nivel nacional. Con el 21% del total de residentes en la pobreza, Miami-Dade tiene una tasa de pobreza más alta que los 257 condados del país, salvo 26 de ellos, cuyas poblaciones sobrepasan los 250,000 habitantes.

“La mayoría de la población no entiende que hay grandes grupos de personas en Estados Unidos que no tienen suficiente dinero para pagar las cosas básicas, es decir, el techo, la electricidad y la comida”, dijo Patricia Robbins, principal ejecutiva de la organización caritativa de Homestead Farm Share, la cual se encarga de distribuir alimentos a los necesitados. “Tratan de pagar la casa, después la electricidad. Lo último es la comida”.

▪ Sólo alrededor del 40% de la población del condado gana para vivir cómodamente. El estudio considera que un “ingreso para vivir” es de $54,100 anuales, básicamente lo que le hace falta a una familia de tres para ser considerada estable financieramente. Un 60% de los hogares no llegan a esa cifra.

▪ La población afroamericana de Miami-Dade tiene el problema más grave. La tasa de pobreza de los residentes negros fue de 29%, más baja en comparación con el 21% para los hispanos y el 12% para los blancos no hispanos.

▪ Cerca de 149,000 niños vivían en la pobreza en Miami-Dade en 2013. Se trata de una tasa de pobreza de 27% en cuanto a residentes menores de 18 años. A medida que los niños crecen, menos posibilidades tienen de vivir en la pobreza. En lo que se refiere a niños de edad preescolar, según el informe, más de un 30% viven en la pobreza.

Hesler, coautor del reporte, dijo que le sorprendió mucho el gran número de niños que viven por debajo de la línea de pobreza. “Casi siempre hablamos del porcentaje de personas que viven en la pobreza”, dijo. “Pero, ¿qué es un por ciento?”.

Robbins, presidente de Farm Share, dijo que pudo comprobar la necesidad de recibir alimentos gratis tras la recesión nacional del 2007 al 2009. Agregó que el empeoramiento de la situación se debe probablemente a los costos cada vez más altos de los alimentos y otros renglones. Ello ha hecho que más familias acudan a eventos de distribución de alimentos que ha realizado Farm Share.

“Lo que más piden los niños es leche. Cualquier tipo les viene bien, regular o de almendra. Es evidente que los niños que vemos no comen lo suficiente. Están flacos y desgarbados”.

▪ El 20% más alto de la escala de ingresos se apropió de 55 centavos de cada dólar que se ganó en el 2013.

▪ A los vecinos del norte de Miami-Dade les va mejor con respecto al índice de la pobreza. En el Condado Broward, solamente el 14% de los hogares vivían en la pobreza. El Condado Palm Beach tiene una tasa de pobreza de menos de 13%.

Robert Cruz, economista y jefe del Departamento de Negocios del recinto Kendall del Miami Dade College (MDC), dijo que los altos costos de la vivienda no harán sino hacer más difícil aun poder salir de la pobreza. Cruz dijo que los datos del 2013 no tienen en cuenta los dos últimos dos años de los valores de bienes raíces, algo que también ha provocado el alza en los alquileres.

“Ganando la misma cantidad de dinero”, señaló Cruz, “la gente posiblemente va a empeorar”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios