Sur de la Florida

Fallece el fundador de la Unidad de Cardiología Pediátrica del Miami Children’s Hospital

El Dr. Richard Zakheim fundó en 1977 el Departamento de Cardiología Pediátrica del Miami Children’s Hospital y en 2006 la Clínica de Enfermedad Cardíaca Congénita en Adultos de esta institución médica, que hace poco fue rebautizada Nicklaus Children’s Hospital.
El Dr. Richard Zakheim fundó en 1977 el Departamento de Cardiología Pediátrica del Miami Children’s Hospital y en 2006 la Clínica de Enfermedad Cardíaca Congénita en Adultos de esta institución médica, que hace poco fue rebautizada Nicklaus Children’s Hospital.

El Dr. Richard Zakheim no era Steve Austin, el Hombre de los Seis Millones de Dólares de la televisión.

Pero era de veras una persona dedicada por completo a sus pacientes.

“Lo que tenía de especial era su oído, que incluso era mejor que un ecocardiograma, mejor que nada. Lo único que espero es que haya algunas personas que tengan la mitad del oído que él tenía o por lo menos el 10 por ciento”, dijo el comisionado de Hialeah, Paul Hernández Jr., uno de sus pacientes.

Hernández, nació con un defecto cardíaco congénito, tuvo una relación que duró 27 años con el cardiólogo del Children’s Hospital, fundador del Departamento de Cardiología Pediátrica en 1977 y de la Clínica de Enfermedad Cardíaca Congénita en Adultos en 2006 en el área de Kendall de la institución médica, que hace poco fue rebautizada Nicklaus Children’s Hospital.

Pamela, esposa de Zakheim, creó el Centro de Apoyo Comunitario a las Víctimas de Cáncer del Gran Miami junto a su esposo en 1999, y dijo haber escuchado muchas historias similares después de su muerte el martes a los 78 años debido al cáncer.

“Era uno de esos médicos que estudiaron a la manera antigua cuando todos esos exámenes extraordinarios de hoy día no existían. Tenía la habilidad de diagnosticar a las personas usando los ojos y las orejas. Algo muy poco usual. Tenía la habilidad de conectarse con los pacientes de una manera que ellos encontraban profunda”, dijo desde su casa en Pinecrest.

Hernández, a quien Zakheim operó cinco veces de corazón abierto, lo consideraba “una figura paterna. Cada cosa que he logrado en la vida siempre pienso en él junto a mis padres. La noche que fui electo corrí a verlo sólo por ver la sonrisa en su cara. Se sentía orgulloso ver a sus pacientes tener éxito e irles bien”.

El sargento Paul Hernández Sr., de la policía de Miami-Dade, visitó a Zakheim hace décadas y se negó a buscar una segunda opinión. De inmediato supo que el médico podría ayudar a su hijo.

“Su cara decía todo”, dijo. “Me miró y me dijo: ‘Su hijo está muy enfermo. Pero lo vamos a curar’. Yo tenía veintipico de años y eso era todo lo que necesitaba escuchar. Oírlo hablar tranquilizaba a cualquier padre. Vamos a dejar que el ‘Rayos X Humano’ mire qué pasa y luego él le dirá qué hacer”.

Zakheim, nació en Nueva York el 26 de febrero de 1937, y obtuvo el título de médico en la Facultad de Medicina Albert Einstein. Después de trabajar como pediatra y cardiólogo en el Centro Médico Malcolm Grow USAF de la Base Aérea Andrews en Washington, D.C., y como director del Programa de Cardiología del Centro de Salud de la Universidad de Texas, en 1977 se trasladó para el hospital infantil de Miami.

Zakheim trabajó allí hasta abril de este año, dedicado al cuidado del paciente desde la niñez en adelante, de ahí su dedicación a la Clínica de Enfermedad Cardíaca Congénita en Adultos. “Él quería estar seguro de que Miami tuviera un lugar de importancia”, dijo su esposa. La ciudad de Miami proclamó el 4 de junio de 2013 “Día del Dr. Richard M. Zakheim” por su dedicación a los pacientes.

“Era un ícono lo mismo para las generaciones de pacientes que para los estudiantes de medicina residentes del Miami Children’s Hospital, así como para cardiólogos y otros colegas. Mi única aspiración es ser como Dick todo el tiempo, y ya llevo aquí 18 años”, dijo el Dr. Robert Hannan, cirujano del corazón que trabaja en Nicklaus. “Todos tenemos los pies de barro, pero me cuesta mucho trabajo decir dónde estaban los pies de barro de Dick”.

Además de su esposa, a Zakheim lo sobreviven su hijo, el Dr. Alan Zakheim, su hija Amy Saffer, así como sus nietos Brett, Nadine, Emory y Colby.

Los servicios fúnebres están programados para las 10 a.m. del domingo en el cementerio Mount Nebo/Kendall Memorial Gardens, localizado en el 5900 SW 77 Avenue, en Miami. Se pueden hacer donaciones al Cancer Support Community Greater Miami.

  Comentarios