Sur de la Florida

Cubano acusado de terrorismo busca salir bajo fianza en corte federal de Miami

Harlem Suárez.
Harlem Suárez.

Harlem Suárez, el hombre de 23 años residente de Key West que fue arrestado hace una semana acusado de tratar de llevar en una mochila una bomba que planeaba explotar en una playa pública, buscará salir libre el lunes en una corte federal de Miami, aunque es muy probable que no lo logre.

Suárez, quien presuntamente también discutió llevar a cabo un ataque tipo terrorista en Marathon o Miami Beach el pasado 4 de Julio, fue acusado de un delito grave vinculado al terrorismo, lo que por lo general no permite que un acusado salga en libertad bajo fianza antes del juicio.

Suárez, que se hace llamar "Almlak Benítez", fue acusado de utilizar un arma de destrucción masiva, un delito que conlleva una sentencia potencial de cadena perpetua, dijo la Fiscalía. Suárez, quien vive con sus padres en un apartamento en Stock Island, se enfrentará al magistrado federal Edwin Torres en una audiencia para fianza. El ex estudiante de la secundaria Key West High, que trabajó para una afiliada regional de American Airlines en el aeropuerto regional hasta la primavera pasada, está preso en el centro de detención federal en el downtown de Miami.

Sus abogados, Richard Della Fera y Josh Entin, dijeron que buscarán libertad bajo fianza para su cliente, aunque reconocen que les resultará difícil.

En una declaración que dieron a conocer después del arresto de su cliente, ambos dijeron: " Harlem puede ser un joven con problemas y confuso, pero de ninguna manera es un terrorista. Viene de una familia buena y trabajadora que llegó de Cuba en el 2004 porque ansiaba vivir en libertad. Criaron a su hijo para que quisiera a este país".

Esta afirmación contrasta mucho con el retrato de Suárez en un documento de 15 páginas que detalló el Buró Federal de Investigaciones (FBI). Agentes del FBI examinaron las dos cuentas de Facebook de Suárez, así como su alias, y encontraron que publicó declaraciones "extremistas" en respaldo al Estado Islamico de Irak y el Levante, más conocido como ISIS.

Los agentes se encargaron de que una fuente confidencial interactuara con Suárez de varias formas: mediante mensajes de texto, por teléfono celular y en persona.

En mayo, "la fuente y Suárez tuvieron una charla privada en Facebook sobre el tema de preparar una violenta jihad contra Estados Unidos", dice el documento. Durante la misma conversación, Suárez indicó que quería hacer una

"bomba de tiempo".

De igual modo, intercambiaron mensajes de texto. "¿Sabes hacer una bomba?", le preguntó Suárez a la fuente. La fuente a su vez le preguntó a Suárez si quería hacer alguna. "Sí, quiero aprender cómo construir una bomba de tiempo", respondió Suárez.

En junio, la fuente le presentó a Suárez a un agente encubierto del FBI "como un miembro de ISIS que podría suministrar dispositivos explosivos", según el documento del arresto.

Durante la misma reunión, "Suárez dijo que quería llevar a cabo un ataque al estilo terrorista en Marathon o en South Beach, Miami Beach el 4 de Julio, o en los dos lugares.

En una conversación grabada que tuvo lugar en julio, la fuente le preguntó a Suárez "si estaba jugando o si era de verdad leal al Estado Islámico", dice el documento. La respuesta de Suárez fue: "No estoy jugando ningún juego".

Poco después, Suárez compró partes para el dispositivo explosivo, que fue diseñado para tener clavos galvanizados. Suárez planeaba esconderlo en una mochila y detonarlo por control remoto con un celular.

Suárez planeaba enterrar el dispositivo en una playa de Key West y hacerlo explotar allí, según la fuente.

La semana pasada, Suárez fue en su motocicleta blanca a una reunión con la fuente confidencial para entregarle los materiales para que construyera la bomba.

También le dio a la fuente $100 para los gastos.

El lunes, Suárez y la fuente se encontraron en el automóvil del agente encubierto del FBI, quien le enseñó a Suárez cómo operar el dispositivo explosivo, que estaba desactivado y no podía ser detonado.

Luego que Suárez salió del auto del agente encubierto, los agentes del FBI lo arrestaron.

En otra parte del documento de cargos criminales en contra de Suárez, la fuente del FBI y Suárez grabaron un video de reclutamiento para ISIS en un motel de Homestead.

"En la habitación del motel, Suárez se vistió con un chaleco táctico negro, una camisa negra, una máscara negra y amarilla y una bufanda negra", señala el documento. Suárez juró fidelidad a la organización terrorista y también dijo que sus hermanos musulmantes necesitaban "comprar fusiles AK, cuchillos y machetes" para la jihad.

La semana pasada, funcionarios federales dijeron que detener cualquier ataque contra EEUU —ya sea inspirado o dirigido por organizaciones terroristas— es una prioridad esencial del Departamento de Justicia. Las autoridades no dijeron si Suárez ha estado en contacto directo con ISIS o simplemente era un lobo solitario.

"La Fiscalía Estatal de la Florida, en colaboración con el FBI, trabaja incansablemente en esta misión para tratar de eliminar cualquier acto de terrorismo en el país", dijo en una declaración el fiscal Wifredo Ferrer.

"No podemos darnos el lujo de fallar cuando se trata de investigar el uso potencial de un arma de destrucción masiva", dijo George Piro, agente especial a cargo del FBI en Miami, que dirige el Grupo Especial Antiterrorismo.

La pesquisa sobre Suárez es el segundo caso relacionado con ISIS en ser encausado en el sur de la Florida.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios