Sur de la Florida

Florida emite 600 permisos para cazar osos

Un oso negro visto en los Everglades. Foto de archivo.
Un oso negro visto en los Everglades. Foto de archivo. Sun-Sentinel

Más de 600 permisos para cazar osos este otoño se ha habían vendido hasta el lunes al mediodía, la primera jornada en más de dos décadas en que tales licencias se venden en la Florida.

La venta de estos permisos especiales —disponibles a través de las oficinas de cobro de impuestos, en Internet y en tiendas de artículos deportivos para caza y pesca— comenzó a pesar de una demanda presentada el viernes contra la Comisión de Peces y Vida Salvaje de la Florida para tratar de detener la caza de osos.

“Sé que están vendiendo los permisos, muchos”, dijo el lunes por la mañana Diane Eggeman, directora de la División de Administración de Caza.

El estado no ha calculado cuántos permisos —que cuestan $100 para los que viven en la Florida y $300 para las personas de otros estados— se venderán hasta el 23 de octubre, el día antes de comenzar la temporada de caza de osos.

Se planea que la temporada dure entre dos y siete días, en dependencia del número de osos que se cacen.

Laura Bevan, directora de la región sur de la Humane Society de EEUU, dijo que las personas que compran los permisos tratan de cazar osos a manera de trofeo y que no cree que el estado hace lo suficiente para limitar la cantidad de osos que se cacen.

“Todos los cazadores entrarán a los bosques al mismo tiempo. Estamos muy preocupados de que sea una carnicería”, dijo Bevan. “Estos osos salieron de la lista de especies amenazadas hace solamente dos años y medio. Es una población que está presionada por la urbanización, la caza furtiva, por muchas cosas, y ahora queda a merced de la caza”.

La Humane Society apoya pero no es parte de una demanda que trata de detener la caza de osos en la Florida. La demanda fue presentada en el tribunal de circuito del Condado León por el grupo ambientalista Speak Up Wekiva, que tiene su sede en el Condado Seminole.

“Aunque creamos que la caza no es algo ético ni que tenga bases científicas, quizás no hay una forma legal de detenerla”, dijo Bevan.

Los permisos comenzaron a venderse el lunes a las 5:00 a.m. Cinco de los seis primeros permisos se vendieron a cazadores de la Florida.

El estado busca una reducción del 20 por ciento en la población de osos del estado, que se calcula en 3,000 ejemplares. Ese porcentaje incluye osos que perecen de muerte natural o que mueren en choques con vehículos, así como los que se cacen.

“Queremos llegar a esa cifra mínima, de manera que podamos estabilizar la población de osos”, afirmó Eggeman.

El estado no ha limitado el número de permisos especiales para cazar osos, pero cada cazador estará limitado a un solo animal durante la semana.

Eggeman dijo que las autoridades no esperan que la temporada de caza exceda la cuota fijada para cada una de las cuatro regiones donde se permitirá en el estado: el este del extreme noroeste del estado, el llamado Panhandle, la región noreste, la del centro-este y el sur de la Florida.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios