Sur de la Florida

Buscan respuestas sobre misteriosa muerte de peces

Los peces muertos comenzaron a aparecer en el lago el viernes pasado y todavía se desconoce la causa.
Los peces muertos comenzaron a aparecer en el lago el viernes pasado y todavía se desconoce la causa. Miami Herald

Cinco días después de que comenzaron a aparecer de repente peces muertos en una vía acuática en noreste de Miami-Dade, los restos en estado de putrefacción y la pestilencia aún llenaban el miércoles el área.

Cientos de peces muertos se encuentran en los canales y están depositados en rompeolas y patios traseros en el área de las Islas Sun Swept de Highland Lakes, al norte de Ives Dairy Road.

Un inspector del Departamento Regulatorio y de Recursos Económicos de Miami-Dade revisó la situación el domingo, dijo Tere Florin, directora de comunicaciones del departamento.

Florin confirmó el miércoles que la falta de oxígeno en el agua, que puede ocurrir en los abrasadores meses del verano, es probablemente la causa.

“Cuando el agua se calienta un poco, disminuye su cantidad de oxígeno y los peces tratan de usar una menor cantidad, por lo que ocurren muertes masivas”, dijo Florin. “Ha pasado en el condado cada varios años”.

Florin agregó que no se hicieron pruebas en el agua para sustancias contaminantes porque no había una capa en la superficie que indicara un derrame o un vertedero de basura.

Las personas que viven en el área quieren una respuesta más detallada.

Martin Karp, un residente de las Islas Sun Swept y miembro de la Junta Escolar de Miami-Dade, dijo que desea que se hagan pruebas más completas al agua o a los peces.

“Simplemente creo que es lo apropiado, porque esto ha ocurrido antes de que se hicieran pruebas, para que se vea qué es”, manifestó Karp. “Tener esa gran cantidad de peces, no debía ocurrir de nuevo”.

Residentes de las Islas Sun Swept dicen que una matanza similar de peces ocurrió en febrero.

Una muerte masiva de peces ocurrió el lunes en Coral Gables cerca del Hotel Biltmore. Los peces muertos ya se retiraron y se consideró que la causa era la falta de oxígeno en el agua.

Los residentes de las Islas Sun Swept dicen que han visto algunos esfuerzos de limpieza en el lago, pero que aún quedan muchos peces.

“El olor todavía está allí”, aseguró Karp.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios