Sur de la Florida

Apoyo de Fariñas a campaña de García genera polémica

Guillermo Fariñas (centro) en un video de campaña del congresista demócrata Joe García (izq.).
Guillermo Fariñas (centro) en un video de campaña del congresista demócrata Joe García (izq.). Tomado de video

El mensaje de apoyo que el líder opositor cubano Guillermo “Coco” Fariñas diera al congresista Joe García para su campaña de reelección a un escaño federal por el distrito 26 ha generado polémica a ambos lados del estrecho de la Florida.

Carlos Curbelo, el candidato republicano aspirante a ese puesto, criticó el martes al congresista por utilizar al disidente cubano para su campaña. Fariñas aparece en un anuncio de televisión que comenzó a trasmitirse el lunes en los medios locales y en el que declara: “Desde hace décadas, Joe García ha sido un compatriota comprometido con nuestra lucha”.

Poco antes de emitir su voto en las elecciones anticipadas en la Biblioteca West Regional, Curbelo calificó de “impropia e inmoral” la estrategia de García de usar la imagen de Fariñas, quien en el 2010 fue galardonado con el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia otorgado anualmente por el Parlamento Europeo.

“Involucrar a un disidente cubano en una campaña política en Estados Unidos, a un señor que es un luchador y un héroe que respetamos pero que no tiene voto en Estados Unidos, es un insulto a la oposición interna cubana”, dijo Curbelo.

Poco después, desde la biblioteca West Kendall Regional donde acompañaba a los voluntarios de su campaña, García dijo que Curbelo era quien realmente manipulaba la temática de Cuba.

“El que tiene socios de negocios con Cuba es el señor Curbelo, no yo”, dijo García sin precisar a quiénes se refería. “Lo que esto [el apoyo de Fariñas] enseña es que vamos por el camino correcto”.

García indicó que fue el propio Fariñas quien le ofreció su participación en la cruzada electoral.

“El Coco [Fariñas] me llamó a mí”, respondió García al preguntársele la forma en que se concretó la participación de Fariñas en la campaña. “El Coco es amigo y me dijo que quería ayudar en cualquier manera que pueda y él fue quien dijo las palabras, no las escribimos nosotros, y nos sentimos honrados por eso”.

Curbelo dijo además que existía un conflicto de interés ya que varios viajes de Fariñas desde Cuba a diferentes países eran financiados por la Fundación Nacional Cubano Americana y aliados políticos de García.

“Todo el mundo sabe que la Fundación y los aliados de Joe García son los que le pagan al señor Fariñas”, cuestionó Curbelo. “Muchos de estos fondos se utilizarán en Cuba para el bien de la oposición, sin embargo hay un conflicto de interés, es impropio e inmoral involucrar a un opositor cubano en una campaña en Estados Unidos”.

Pero la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, una organización sin fines de lucro dedicada a “promover cambios democráticos en Cuba”, que organizó el más reciente viaje de Fariñas a los Estados Unidos y otros países, envió un comunicado a el Nuevo Herald en la que declara ser una institución “no partidista” y que no “alentaba o promovía” que ningún opositor cubano “hiciera declaraciones sobre la política interna de los Estados Unidos de América”.

“En este caso, cualquier opinión emitida está hecha por la persona bajo su responsabilidad y amparado por la libertad de expresión que se goza en todo país democrático”, concluye la declaración.

Interrogada sobre el mensaje de apoyo de Fariñas a la campaña de García, Berta Soler, líder de las Damas de Blanco dijo que ella respetaba “la libertad de expresión de toda persona” y que ella no iba a “cuestionar” a Fariñas, a quien llamó “su hermano”.

Sobre una posible utilización del anuncio por el gobierno cubano para atacar a la disidencia interna, como se ha estado discutiendo en medios locales de Miami, Soler señaló que “el gobierno cubano siempre va a usar cualquier pretexto para cuestionar a la sociedad civil. Lleva 50 años diciendo que somos mercenarios, que recibimos órdenes del gobierno norteamericano y realmente no es así porque a la sociedad civil en Cuba no la manda nadie, nadie le ordena, ni dentro, ni fuera”, afirmó.

El opositor Héctor Palacios, miembro del grupo de los 75 disidentes encarcelados en 2003, apuntó desde Miami que era poco probable que el gobierno cubano lanzara una campaña sobre el tema pues “nunca ha promovido nada que tienda a mentar y dar relevancia a un opositor”, dijo. Tampoco considera que el apoyo de Fariñas a la campaña de García cause mayor revuelo dentro de la isla pues “la oposición tiene poca comunicación con el pueblo”.

Pero el disidente Jorge Luis García Pérez, más conocido como Antúnez, dijo estar preocupado, no por la aparición de Fariñas en el anuncio, a quien dijo “respetaba mucho”, sino porque el spot podría ayudar a la reeleción de “una persona que ha estado promoviendo lo que no necesita nuestro pueblo para ser libre”, dijo en conversación telefónica con el Nuevo Herald.

Antúnez opinó que la política promovida por Joe García y el presidente Barack Obama “lamentablemente, busca el acercamiento con el régimen y no con la oposición, está buscando flexibilizaciones que están oxigenando a la dictadura. Todo mi respeto para el congresista, pero es lo que piensa gran parte del pueblo cubano y de la oposición”, aseguró.

El Nuevo Herald no pudo contactar a Fariñas, quien se encontraba este martes en México, donde tenía previsto presentarse en el Senado de ese país, según informó el diario El Universal.

Siga a Enrique Flor y a Nora Gámez Torres a través de Twitter en @kikeflor y @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios