Sur de la Florida

Éxodo del Mariel, primera gran crisis del régimen cubano

Vista del simposio ‘Éxodo del Mariel, 35 Años Después: Impactos en Estados Unidos y Cuba’, celebrado este viernes en FIU.
Vista del simposio ‘Éxodo del Mariel, 35 Años Después: Impactos en Estados Unidos y Cuba’, celebrado este viernes en FIU. EL NUEVO HERALD

El éxodo del Mariel provocó hace 35 años la primera gran crisis del régimen cubano, profundizó divisiones en el exilio y dio un indicio del eventual colapso del bloque soviético, según expertos reunidos el viernes en un simposio en la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

En la actualidad, la mayoría de los 125,000 cubanos que arribaron al sur de la Florida durante el Mariel recuerdan el episodio con orgullo porque muchos prosperaron luego de asentarse en el exilio, dijeron los especialistas.

El simposio titulado el Éxodo del Mariel, 35 Años Después: Impactos en Estados Unidos y Cuba. sirvió como conmemoración del trigésimo quinto aniversario del fin del éxodo que se extendió entre abril y octubre de 1980.

Todo comenzó cuando un grupo de cubanos a principios de abril de 1980 irrumpió en un autobús en la embajada del Perú en La Habana y pidió asilo. Cuando Perú se rehusó a entregar a los cubanos al régimen, Fidel Castro ordenó el retiro de los guardias de la embajada, y pronto, más de 10,000 cubanos habían entrado a la sede diplomática en busca de asilo.

Para finales de abril, Castro declaró que todo cubano que deseara irse a Estados Unidos estaba en libertad de hacerlo a bordo de las embarcaciones que empezaban a enviar los familiares desde el sur de la Florida al puerto cubano del Mariel.

Los que decidían irse fueron blanco de actos de repudio donde los manifestantes les gritaban consignas.

Abel Sierra Madero, de la Universidad de Nueva York, hizo un análisis de los actos de repudio, diciendo que fueron una respuesta del régimen para evitar que el éxodo se convirtiera en fuente de inestabilidad.

“El Mariel significó la más grande crisis de legitimidad que el gobierno cubano ha enfrentado en toda su historia”, dijo Sierra. “Y los actos de repudio se insertaron dentro de un estado de excepción o estado de emergencia en el que el derecho quedo suspendido en un limbo temporal”.

Al mismo tiempo, agregó, el estado de emergencia le permitió al gobierno cubano superar la crisis estigmatizando a los que huían en las embarcaciones como renegados de la revolución.

“Los ataques contra los que se iban tomaron el carácter de linchamientos simbólicos”, dijo Sierra.

Por su parte, Julio Capó, Jr., de la Universidad de Massachusetts en Amherst, recordó que algunos de los participantes eran gays y que su presencia ayudó a cambiar la política migratoria de Estados Unidos.

“Había la política migratoria entonces de excluir de los Estados Unidos a los extranjeros que eran abiertamente homosexuales”, dijo Capó. “Encontramos que entonces ningún marielito o marielita fue deportado o deportada por su orientación sexual. En última instancia, Estados Unidos decidió ni preguntar ni decir que alguien del Mariel era gay”.

Otra ponente, Kate Dupes Hawk, una experta independiente, hizo un análisis intitulado El Éxodo del Mariel de 1980: la Venganza de Castro y el Dilema de los Estados Unidos.

Eduardo Gamarra de FIU, contó por su parte lo que recordaba cuando entrevistó a decenas de refugiados que llegaron durante la flotilla a Fort Chafee en Arkansas y otro centro de detención en California.

“Fueron estigmatizados primero por Cuba”, dijo. “Y estigmatizados de nuevo cuando llegaron aquí”.

Esto fue una referencia a los insultos de los que fueron blanco al irse Cuba y los insultos cuando llegaron al exilio donde muchos fueron tildados falsamente de delincuentes o pacientes de hospitales psiquiátricos.

Esto causó divisiones entre los exiliados debido a que algunos de los cubanos que habían llegado en años anteriores parecieron rechazar a los del Mariel.

Jesús J. Barquet de la Universidad de Nuevo Mexico, dijo que el Mariel produjo obras literarias que han servido como puente o “bisagra” para conectar las épocas del exilio. Fue Barquet el que surgirió también que el Mariel marcó quizás el inicio del fin del bloque soviético.

“El Mariel vino al principio de la década que culminó con la caída del muro de Berlín”, dijo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios