Sur de la Florida

Fundador de América TeVé pierde millonaria demanda; apelará decisión

El fundador de America TeVe, Omar Romay (izq), con sus abogados Adam M. Schachter y Freddy Funes (der.) poco después del veredicto del jurado en su contra.
El fundador de America TeVe, Omar Romay (izq), con sus abogados Adam M. Schachter y Freddy Funes (der.) poco después del veredicto del jurado en su contra. pportal@elnuevoherald.com

Un jurado de Miami-Dade determinó el lunes que el empresario Omar Romay y tres de sus empresas deberán pagar una indemnización de casi $59 millones por haber incumplido contratos y negociar de mala fe con sus socios de Caribevision Holding Inc.

Romay, fundador de América TeVe/Canal 41, fue hallado responsable de faltar a sus obligaciones fiduciarias provocándole millonarias pérdidas a sus socios de Caribevision por lo cual deberá restituir de su propio bolsillo más de la mitad de la penalidad: $31 millones.

Las empresas de Romay penalizadas por la corte son Okeechobee Television Corp ($11.5 millones), América Teve ($9.5 millones) y Promisa ($6.9 millones).

Tras la audiencia realizada en la sede judicial del downtown de Miami —popularmente conocida como ‘Cielito Lindo’—, Romay dijo a el Nuevo Herald que apelará el fallo.

“Tomo esto [el veredicto del jurado] con cierta sorpresa y disconformidad”, dijo Romay. “Creo que el veredicto muestra que el jurado no entendió absolutamente el caso. Es un caso complejo, que requiere un entendimiento del negocio”.

Un jurado determinó que el empresario Omar Romay es culpable de incumplir contratos y negociar de mala fe con sus socios, por lo que se le puso una penalidad de casi $59 millones. El empresario consideró absurda la penalidad impuesta y apelará el

Romay, quien calificó de ridículo el monto de la penalidad impuesta, expresó su confianza en que el caso será evaluado de mejor manera ante la instancia de apelación por “jueces con experiencia en temas comerciales”.

“El monto es absolutamente ridículo. Es una novela de ciencia ficción, de un absurdo, que si uno se pusiera a escribir un absurdo, no le saliera tan absurdo”, dijo Romay. “Un ejemplo básico de los absurdo es que un socio presta $8.1 millones para sostener viva [a Caribevision] y el jurado le da a un socio que no puso un peso [un total de] $8.1 millones de reparación [...] Este es el ejemplo más grave del malentendido”.

Pero para el abogado Omar Ortega, miembro del equipo legal de Caribevisión, la decisión representó un triunfo de la justicia.

“El jurado comprobó que Romay traicionó a sus socios en beneficio propio al punto que ha intentado robar lo que es de ellos”, dijo Ortega tras la lectura del fallo de 46 páginas.

El jurado de seis miembros fue seleccionado a pedido de los socios demandantes de Caribevision y hace un par de semanas empezaron a escuchar los alegatos de ambas partes en la corte presidida por la magistrada Mónica Gordo.

Esa misma jueza fue la que en mayo ordenó que un interventor asumiera las riendas de América TeVe, localizado en Hialeah Gardens, hasta que se resolviera la batalla legal entre Romay y sus socios.

El lunes, el interventor del canal, el abogado Pedro Roig, reiteró que su labor seguirá enfocada en mantener funcionando la televisora y que aguardará las instrucciones de la jueza Gordo en cuanto a su permanencia en la conducción administrativa de la estación.

“Nuestra prioridad es que el Canal 41 se mantenga al aire”, dijo Roig. “Trabajaremos para cumplir con todas las obligaciones financieras del canal, especialmente con el pago de los salarios de los empleados”.

Roig indicó que la televisora cuenta con una nómina de casi 300 empleados, entre personal fijo y contratados temporalmente, y por la cual se paga unos $550,000 quincenalmente.

El abogado de Romay, Ben Kuehne, lamentó que el juez Spencer Eig, quien originalmente llevaba el caso, haya sido reemplazado por la magistrada Gordo, ya que él conocía el caso en detalle desde hace cuatro años.

“Ella [la jueza Gordo] está con este caso desde enero”, dijo Kuehne. “El juez Eig es un juez con experiencia que estaba sirviendo en este caso desde hace cuatro años, y fue transferido a una división diferente, de la división de familia, como parte de los cambios regulares [en la corte]”.

Por su parte, los socios demandantes de Caribevision expresaron su intención de seguir invirtiendo en la televisora local. Según ellos, Romay implementó tácticas irregulares que le permitieron hacerse del 79 por ciento de las acciones.

“Queremos que América Teve siga funcionando”, dijo el español Carlos Vasallo, representante de la cadena Cine Nostalgia y Cine Estelar. “En ningún momento nuestra intención es salir corriendo [de Miami] con un dinero que nadie tiene. Este es un fallo muy agradable pero creo que nadie nos va a dar este dinero. Lo que tenemos que hacer es trabajar para que esto siga funcionando”.

El también accionista español Angel Santamaría, representante de Telecinco, dijo que “ahora tenemos que hablar entre los accionistas, ya que queda mucho recorrido legal”.

El mexicano Emilio Braun, representante del Grupo Pegaso -que es dirigido por Alejandro Burillo Azcárraga, ex presidente de Televisa-, dijo que su prioridad “será darle continuidad a todo este proyecto”.

Poco después de la audiencia, los accionistas demandantes se reunieron en un restaurante italiano frente a la sede judicial para celebrar la decisión del jurado.

“El monto de deuda que [Romay] tiene que pagar es suficiente para tener que entregarnos el canal completamente”, dijo el abogado Marcell Felipe, representante de los demandantes. “Lo más importante es que estos accionistas que vienen de España y de México creen en la justicia estadounidense”.

Queda todavía pendiente una moción previa en la que los demandantes acusaron a Romay y a Simón Bolívar, responsable del soporte tecnológico de América Teve, de hackear las computadoras del interventor Roig, y dos de sus contadoras. Ambas partes realizaron peritajes a los sistemas de computadoras de la empresa y la jueza Gordo deberá tomar una decisión próximamente.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios