Sur de la Florida

Polémica por pago de pensiones en Hialeah

El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, muestra cifras de la ascendente proyección de la deuda municipal por contribuciones al sistema de pensiones, por lo que buscará un nuevo diálogo con los sindicatos para nuevas soluciones.
El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, muestra cifras de la ascendente proyección de la deuda municipal por contribuciones al sistema de pensiones, por lo que buscará un nuevo diálogo con los sindicatos para nuevas soluciones. el Nuevo Herald

La Ciudad de Hialeah ha pagado más de la mitad de la millonaria cuota anual al sistema municipal de pensiones y prepara un plan para cumplir con saldar la deuda vigente antes de septiembre próximo, dijo el jueves el alcalde Carlos Hernández.

La declaración de Hernández ocurre cuatro días después de que una funcionaria municipal asegurara que la Ciudad de Hialeah enfrentaba un déficit de $28 millones para cumplir con la contribución anual de pensiones, por lo que consideraban despedir empleados o forzarlos a tomar vacaciones sin pago.

Sin embargo, el jueves Hernández indicó que la Ciudad ya había pagado $15 millones de los $27.8 millones correspondientes a la cuota de contribución de pensiones del año fiscal 2014-2015.

Agregó que su administración prepara un plan para liquidar el balance de $12.8 millones, pero indicó que lo que más le preocupa es la deuda futura en un sistema que endeuda de forma millonaria a la ciudad.

“Mi administración está finalizando un plan para pagar el balance por completo a final del año fiscal”, dijo Hernández a el Nuevo Herald. “El problema es a futuro por lo que estamos previendo soluciones en un sistema de pensiones anticuado”.

La directora ejecutiva del sindicato de policías (Police Benevolent Association), Blanca Torrens-Greenwood, criticó que la administración de Hernández ofrezca información contradictoria y busque forzar al sindicato a reabrir un contrato ya firmado en el que los policías de Hialeah otorgan concesiones en sus contribuciones de pensiones.

“Creemos que esto lo único que hace es crear desconfianza”, dijo Torrens-Greenwood. “Los policías hicieron concesiones y llegamos a un acuerdo firmado, pero ahora se dice que no hay dinero para cumplir con esas obligaciones. O el alcalde no sabe manejar las finanzas de la Ciudad o se negoció de mala fe”.

El lunes, la abogada municipal de Hialeah, Lorena Bravo, envió a la PBA una carta en la que indicaba que esa ciudad enfrentaba un déficit de $28 millones para saldar las obligaciones de pensiones del presente año fiscal 2014-2015.

Hernández dijo que dicha carta fue enviada debido a que, a diferencia de los sindicatos de bomberos y de empleados generales de Hialeah, la PBA no había a respondido a las llamadas de Hialeah para abrir de nuevo el diálogo.

A pesar de que en agosto auguró en su mensaje de presentación del presupuesto municipal un período financieramente estable, Hernández reconoció que las medidas adoptadas han sido insuficientes para reformar el sistema municipal de pensiones en Hialeah.

“Las reformas que implementamos no han sido suficientes para encontrar las soluciones necesarias en las finanzas de la Ciudad”, dijo Hernández. “No soy mago ni imprimo dinero y mi prioridad es buscarle soluciones al problema que tenemos [...] por eso estamos llamando a los sindicatos para sostener un diálogo”.

Hernández indicó que la estimación de la deuda por pensiones municipales hasta el pasado año fiscal 2013-2014 había escalado a $239.4 millones. Agregó que la deuda empezó a acumularse progresivamente desde el 2002.

Entre 1998 y el 2001, Hialeah no encaraba mayores deudas en el sistema de pensiones, de acuerdo con documentos municipales. Durante esos años, se realizaban mayores aportes que permitían mantener las cifras estables, afirmó el jueves el ex alcalde Raúl Martínez.

Según Martínez, una medida que impactó drásticamente el sistema de pensiones fue que en el 2006, durante la administración de Julio Robaina, se reabrieron los contratos y se dieron fuertes aumentos salariales a los empleados municipales.

“Carlos Hernández [alcalde desde el 2011], en su incapacidad, no se da cuenta y mantuvo algunas de estas cosas [los aumentos] hasta que vino la crisis de los últimos años”, criticó Martínez.

Hernández, quien además de su salario como alcalde de casi $150,000 cobra una pensión por sus más de dos décadas como policía de Hialeah, calificó de absurdas las declaraciones de Martínez, a quien cuestionó su pensión anual de $188,000.

“De un plumazo él se creó la pensión más rica que existe en el estado de la Florida para un oficial electo retirado”, señaló.

En agosto, Hernández destacó en su mensaje de presentación del presupuesto del año fiscal 2014-2015 que su administración había adoptado importantes medidas para mejorar las finanzas municipales en Hialeah.

Entre esas medidas se anunció la implementación de un impuesto de 10 por ciento en el servicio de agua que generaría ingresos anuales de $4 millones. A eso se sumaron planes de pensiones para los nuevos empleados que generarían ahorros por $240 millones.

Sin embargo, Hernández enfatizó que esas medidas resultan insuficientes. Indicó que actualmente 57.5 por ciento de los ingresos municipales terminan siendo destinados al pago de pensiones de los empleados.

“No podemos seguir manteniendo que más de la mitad de lo que nos ingresa en la Ciudad se use sólo para pagar pensiones”, dijo Hernández. “Eso ha llevado a la crisis financiera a varias ciudades en el país”.

En agosto del 2009, el Concejo de Hialeah aprobó una ordenanza que estableció que esa ciudad debía pagar anualmente al sistema de pensiones el 22 por ciento de la nómina salarial.

Martínez insistió en que Hernández ha liderado una mala administración que ha llevado a que la Ciudad solicite sucesivos préstamos bancarios para cumplir con las contribuciones de pensiones. En el 2012 se gestionó préstamos bancarios por $6 millones, y año siguiente por $15 millones, según documentos públicos.

“El no ha estado pagando la obligación anual [de las contribuciones de pensiones] porque ha estado usando ese dinero para tapar los huecos de la mala administración del presupuesto municipal”, criticó Martínez.

Sin embargo, Hernández rechazó esa alegación y aseguró que su administración está cumpliendo con los pagos, pero insistió en que su administración buscará un diálogo con los sindicatos para buscar soluciones.

Siga a Enrique Flor en Twitter en @kikeflor

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios