Sur de la Florida

Disidente duda de que el Gobierno cubano haga ‘verdadera’ reforma del país

Elizardo Sánchez en una foto de archivo. AP
Elizardo Sánchez en una foto de archivo. AP

El disidente y activista de derechos humanos Elizardo Sánchez expresó el jueves su “escepticismo” respecto a la voluntad del Gobierno de Cuba para que el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos se traduzca en cambios sustanciales para la sociedad civil en la isla.

“No oculto mi escepticismo profundo que tiene como fundamento la manifiesta falta de voluntad política del Gobierno de Cuba para hacer verdaderas reformas”, señaló en declaraciones Sánchez, líder de la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

Sánchez señaló que el Gobierno de Cuba tiene todavía “mucho que hacer” para acercarse a la población y a las demandas de la sociedad civil, empezando por “aceptar los tratados internacionales en materia de derechos fundamentales y de convivencia democrática”.

Sobre las reformas económicas emprendidas por el gobernante Raúl Castro para “actualizar” el modelo socialista, el disidente consideró que son sólo “cambios de pequeño calado”, “tardíos” y “reversibles”.

Con el anuncio del miércoles del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, se conoció que delegaciones de Cuba y Estados Unidos llevaban un año y medio manteniendo contactos en secreto en Canadá, con la mediación del Vaticano, lo que Sánchez consideró “una garantía a la seriedad del proceso”.

“Pero el balón está en el lado de Cuba, que es el que tiene que hacer más para acercarse a los estándares internacionales en derechos humanos”, precisó.

Frente a otras voces de la disidencia que ven un error de Estados Unidos iniciar contactos diplomáticos con Cuba porque creen que eso le da oxígeno al Gobierno castrista, Sánchez consideró que todo diálogo es positivo, ya que es lo contrario a la confrontación.

El acuerdo diplomático entre Washington y La Habana también incluyó la liberación de más de cincuenta presos políticos en la isla, aunque Sánchez recordó que todavía quedan otros cincuenta en las cárceles de la isla.

“No veo al Gobierno pensando en bajar el tono de esto. Ellos van a seguir manteniendo una política de intolerancia y respuesta desproporcionada hacia nuestros pacíficos reclamos”, precisó.

Elizardo Sánchez lidera la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), el único grupo en la isla que registra y divulga las cifras sobre detenciones y agresiones a disidentes, considerados por el Gobierno de la isla “contrarrevolucionarios” y “mercenarios” al servicio de Estados Unidos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios