Sur de la Florida

Muere policía en Tampa durante un tiroteo

Un efectivo policial murió la madrugada durante un tiroteo ocurrido en la localidad de Tarpon Springs, a 20 millas de Tampa, según informaron el domingo las autoridades locales.

De acuerdo a la Oficina del Alguacil del Condado Pinellas, el oficial Charles Kondek murió “en cumplimiento de su deber” durante un tiroteo ocurrido al promediar las 3 de la madrugada del domingo, en la calle Grand Boulevard de esta localidad del centro de Florida.

Kondek, de 45 años de edad y con 17 de servicio en la policía de Tarpon Springs, fue atendido en la escena por sus compañeros y miembros del cuerpo de bomberos, y luego trasladado a un hospital local, en donde falleció a consecuencia de las heridas.

Según el medio Tampa Bay Times el sospechoso del asesinato sería Marco Antonio Parilla Jr, de 24 años de edad, y quien se mantiene bajo custodia de la policía mientras las investigaciones siguen su curso.

Los hechos se habrían iniciado cuando la policía local respondió a una llamada de queja por disturbios y golpes en las puertas de domicilios de una zona de esta ciudad, aparentemente efectuados por el sospechoso.

Cuando los efectivos acudieron al lugar de los hechos, el sospechoso disparó y mató a un oficial, y fue detenido luego por los agentes cuando pretendía escapar.

El diario Tampa Bay Times informó que Kondek, que sirvió cinco años en el Departamento de Policía de Nueva York, es padre de cinco hijos.

El Gobernador de Florida, Rick Scott, y la fiscal estatal, Pam Biondi, condenaron, por medio de comunicados, el asesinato del oficial y expresaron sus condolencias a los familiares de la víctima.

Scott recordó que la muerte de Kondek es la segunda de un efectivo policial en menos de un mes en Florida. El pasado mes, Chris Smith, un policía del condado León de este estado murió también “en el cumplimiento de su deber”.

Según la web de la fundación Tributo a los Oficiales Caídos, Kondek sería el cuarto efectivo policial de esta localidad muerto mientras se encontraba en ejercicio, la primera registrada desde 1969.

Este fatal incidente ocurre un día después de que en Nueva York los policías Rafael Ramos y Wenjian Liu fueran asesinados a sangre fría en el interior de su patrulla al ser tiroteados por Ismaaiyl Brinsley, quien luego se quitó la vida de un disparo en un andén de una estación de metro.

De acuerdo a la policía de Nueva York, el atacante habría adelantado horas antes su intención de disparar contra agentes policiales, a modo de respuesta por la muerte de varios afroamericanos a manos de las fuerzas del orden.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios