Sur de la Florida

Ros-Lehtinen indignada ante inseminación artificial de esposa de espía cubano

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen.
La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen. el Nuevo Herald

La congresista Ileana Ros-Lehtinen expresó el martes su indignación por el trato humanitario ofrecido por la administración del presidente Barack Obama al permitir que el espía cubano Gerardo Hernández enviara esperma a su mujer para que sea inseminada artificialmente.

Ros-Lehtinen dijo que Hernández no era un simple espía sino un “hombre con las manos manchadas de sangre” que fue condenado a dos cadenas perpetuas por formar parte de la conspiración para asesinar a cuatro pilotos de Hermanos al Rescate, cuyas avionetas fueron derribadas por cazas MIG cubanos en aguas internacionales en 1996.

“Se me revuelve el estómago cuando pienso que Gerardo Hernández ha hecho lo que ningún otro preso ha podido hacer en la historia de los Estados Unidos”, dijo Ros-Lehtinen durante una conferencia de prensa el martes en La Pequeña Habana. “Después de una conspiración para matar a estadounidenses se le da [a Hernández] el privilegio de ser padre [...] no entiendo a esta administración”.

Hernández, de 49 años, llegó a La Habana el miércoles tras ser liberado junto con otros dos espías como parte del acuerdo entre Obama y el régimen de Raúl Castro para restablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

En 1998, Hernández fue detenido como parte de la “Red Avispa” de la inteligencia cubana en Estados Unidos y estaba prohibido de recibir visitas de su esposa Adriana Pérez, de 44 años, en la cárcel de California donde se encontraba recluido.

La gestión se llevó a cabo a través del despacho del senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont, quien desde hacía largos años ha venido haciendo campaña para que se restauraran las relaciones con Cuba, según reportó McClatchy News Service.

En 2010, Leahy comenzó a hacer gestiones para persuadir a Cuba que aliviara las duras condiciones que se le impusieron un norteamericano encarcelado en La Habana, Alan Gross, subcontratista de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID).

Al respecto, Ros-Lehtinen también criticó directamente las gestiones del parlamentario Leahy.

“Pat Leahy habla muy dulce de por qué nosotros no queríamos que la señora [Pérez] tuviera el privilegio de ser madre, que cómo le vamos a negar ese privilegio”, dijo Ros Lehtinen. “Porque su esposo [Hernández] formó parte de la conspiración para matar a los Hermanos al Rescate”.

Ros-Lehtinen dijo que el esperma de Hernández fue llevado a Panamá para que luego Pérez, quien también es oficial de la inteligencia cubana, se le realizara la inseminación artificial. Esas gestiones fueron financiadas por el régimen cubano.

“¡Qué pena que ahora las víctimas [de Hermanos al Rescate] nunca van a ser padres, pero Gerardo Hernández sí lo será porque hicimos ese traslado de su producto a Panamá para que su señora, que no tenía el derecho de entrar a este país, ahora pueda tener un hijo en un mes”, dijo Ros-Lehtinen. “Pero los Hermanos al Rescate no van a tener ese privilegio”.

El miércoles, durante una conferencia de prensa organizada en Coral Gables poco después de que Obama anunciara el acuerdo, Ros-Lehtinen expresó su indignación por la liberación de Hernández y los otros dos espías cubanos, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño, a cambio de Gross y otro agente cubano que espiaba para el gobierno estadounidense.

En aquella conferencia, Ros-Lehtinen acompañaba a los familiares de las víctimas de las avionetas derribadas de Hermanos al Rescate: Carlos Costa, Mario de la Peña, Pablo Morales y Armando Alejandre.

Un día después, el jueves, la congresista Ros-Lehtinen calificó el acuerdo como una “traición política” de la administración de Barack Obama. El paquete de medidas incluye el levantamiento de la mayoría de las restricciones de viajes a la isla por parte de ciudadanos estadounidenses, la facilitación de transacciones bancarias entre ambos países y la revisión de la inclusión de Cuba en la lista de estados que patrocinan el terrorismo.

El martes, Ros-Lehtinen reiteró su absoluto cuestionamiento a los pasos dados por Obama, por lo que impulsará una investigación parlamentaria a partir de enero.

“Pero van a empezar nuestros comités de investigación [en el Congreso] para ver cómo se hizo todo esto”, dijo Ros-Lehtinen. “Yo todavía no lo puedo creer”.

Siga a Enrique Flor a través de Twitter en @kikeflor

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios