Sur de la Florida

EEUU indemniza a Alan Gross con $3,2 millones

Tras ser encarcelado en Cuba por cinco años, Alan Gross fue liberado el miércoles 17 de diciembre del 2014, una decisión que abrió el intercambio por espías cubanos y el restablecimiento de relaciones con EEUU. En la imagen, su esposa, Judy.
Tras ser encarcelado en Cuba por cinco años, Alan Gross fue liberado el miércoles 17 de diciembre del 2014, una decisión que abrió el intercambio por espías cubanos y el restablecimiento de relaciones con EEUU. En la imagen, su esposa, Judy. AFP/Getty Images

La Agencia Internacional para el Desarrollo de EEUU, USAID, le pagó a Alan Gross 3,2 millones de dólares como parte de un acuerdo con el otrora subcontratista liberado la semana pasada por el gobierno cubano, después de pasar cinco años en una prisión de la isla.

Así lo aseguraron varios medios nacionales, mencionando a voceros no identificados de la agencia.

USAID, la agencia que vigila la ayuda internacional, dijo en un comunicado que finalizó el acuerdo con Development Alternatives, Inc. (DAI), firma con sede en Maryland que empleaba a Gross cuando fue detenido por las autoridades cubanas en 2009, mientras intentaba proporcionar una red y equipamiento de Internet a la comunidad judía local.

EEUU asegura que la misión de Gross era ayudar a los cubanos a acceder a Internet como parte de su programa de construcción de la democracia en un país en el que la información es controlada con rigor.

Gross fue sentenciado a 15 años de prisión por cargos de subversión, pero fue liberado en un intercambio de prisioneros histórico, que demarcó el inicio de las conversaciones para restablecer las relaciones entre EEUU y Cuba.

USAID dijo en un comunicado oficial que el acuerdo se fijó a principios de noviembre, y constituye un acuerdo al que llegaron las dos instituciones tras una demanda instaurada por DAI, por siete millones de dólares. El pago representa el final de este proceso civil, aunque el gobierno le habría hecho al pago a Alan Gross, y no a DAI.

“El acuerdo evita los costos, las demoras y los riesgos de futuros procedimientos, y no constituye una admisión de responsabilidades de ninguna de las partes”, reza el comunicado.

Gross y su esposa, Judy, instauraron una demanda por 60 millones de dólares en noviembre de 2012 alegando negligencia de parte del gobierno de EEUU y DAI. Llegaron a un acuerdo con DAI, en mayo de 2013, bajo términos desconocidos, y una corte federal de distrito llevó la petición al gobierno de EEUU. Dicha decisión fue confirmada en un tribunal de apelaciones, hace un mes.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios