Sur de la Florida

Medicare penaliza a siete hospitales del sur de la Florida

El hospital West Kendall Baptist es uno de los siete centros médicos del sur de la Florida que serán penalizados por el Medicare en el 2016.
El hospital West Kendall Baptist es uno de los siete centros médicos del sur de la Florida que serán penalizados por el Medicare en el 2016. MIAMI HERALD STAFF

Siete hospitales del sur de la Florida verán sus pagos de Medicare reducidos en un 1 por ciento el próximo año debido a las altas tasas de infecciones y otras lesiones potencialmente evitables en pacientes, informaron esta semana funcionarios federales de salud.

Entre los siete hospitales que verán reducidos sus pagos, dos están siendo penalizados por segundo año consecutivo: el Sistema de Salud Jackson en Miami-Dade, y Broward Health Coral Springs.

Ambos son sistemas de hospitales financiados por los contribuyentes.

Este es el segundo año del Programa de Reducción de Condiciones Adquiridas en Hospitales, el cual es obligatorio bajo la Ley de Cuidado Asequible como un medio para reducir las lesiones de los pacientes y mantener a los hospitales responsables de la calidad del cuidado que ofrecen.

La ley de salud obliga reducciones de pago a la cuarta parte de los hospitales que Medicare evalúa como que tienen los mayores promedios de "condiciones adquiridas en los hospitales", incluyendo infecciones del torrente sanguíneo por catéteres, coágulos de sangre, úlceras por presión y otras complicaciones que se consideran evitables.

En total, 758 hospitales en el país tendrán sus pagos de Medicare reducidos en un 1 por ciento para el año fiscal que va hasta septiembre del 2016.

Timothy Page, profesor de política y administración de salud en el College Stempel de Salud Pública y Trabajo Social de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), dijo que se supone que el programa cree incentivos para que los hospitales establezcan políticas y procedimientos que reduzcan el daño al paciente.

Pero el programa también tiene la consecuencia no intencionada de castigar a los hospitales que se hacen cargo de los pacientes más enfermos.

"Los hospitales con los pacientes más enfermos que tienden a no estar asegurados o poco asegurados están más propensos a ser penalizados que los hospitales que no tienen estos pacientes", destacó.

Con uno de los centros de trasplantes de órganos y uno de los centros de emergencias más famosos, el Sistema de Salud Jackson acepta a menudo a pacientes que necesitan un mayor nivel de cuidado médico y experiencia del que pueden suministrar otros hospitales del sur de la Florida.

"Nos gusta eso", dijo Peter Paige, un galeno y jefe médico del Sistema Jackson, que es el sistema de hospitales propiedad de los contribuyentes de Miami-Dade. "Queremos ser eso para el sur de la Florida y para cualquier lugar del que puedan ser transferidos esos pacientes".

Agregó que los médicos, enfermeras, técnicos de rayos X, flebotomistas y otros profesionales médicos están tomando un enfoque de más colaboración para mejorar la seguridad del paciente. El enfoque parece funcionar.

"Nuestra tendencia general es positiva", dijo Paige.

En Broward Health Coral Springs, el personal médico también ha aplicado nuevas medidas para reducir las infecciones y lesiones. "No hemos tenido una infección en el torrente sanguíneo en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos desde octubre del 2014 hasta noviembre del 2015", dijo el gerente general, Drew Grossman en un comunicado.

"Y no hemos tenido en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos infecciones en el tracto urinario asociadas con catéteres desde junio del 2015 hasta el presente".

Con los hospitales en todo el país enfocados en reducir las infecciones y lesiones en sus pacientes, Page de FIU dijo que los pacientes deberían ser cuidadosos de confiar demasiado en una sola medida o programa cuando se evalúa la calidad de un hospital.

  Comentarios