Sur de la Florida

Policía de Sweetwater renuncia mientras está bajo investigación

Luis Delmonte
Luis Delmonte Facebook

Un agente de la Policía de Sweetwater que está siendo investigado por alegaciones de conducta inapropiada, renunció a ese departamento.

Luis Delmonte, de 35 años y quien trabajó en Sweetwater desde junio del 2013, presentó su renuncia la semana pasada, confirmó el jefe de policía Plácido Díaz.

“Fue su decisión renunciar”, dijo Díaz, quien es primo lejano de Delmonte. “Nosotros de todos modos continuaremos con la investigación hasta llegar a la verdad sobre qué fue lo que pasó. No podemos cerrar la investigación simplemente porque él renunció”.

Delmonte es investigado por presuntamente acosar a Allison Clemente, una empleada de un restaurante del Dolphin Mall, que pidió a la corte emitir una orden de restricción en contra del agente. La jueza de circuito Victoria Ferrer aprobó la orden temporal el 1 de diciembre y Delmonte deberá comparecer a una cita en corte el 17 de diciembre, de acuerdo con el documento obtenido por el Nuevo Herald.

Delmonte no respondió a un mensaje de el Nuevo Herald el lunes.

De acuerdo con el testimonio de Clemente, quien es la pareja de otro agente de la policía de Sweetwater, Delmonte llegó al restaurante Buffalo Wild Wings, el 22 de noviembre, a responder a una llamada de emergencia.

Clemente dijo que poco después Delmonte se dirigió a ella y, mientras otros dos compañeros de trabajo estaban cerca, le dijo que se acostara con él.

“Me habló cosas sobre mi novio [Jorge Quintana], me dijo que me engañaba y que para desquitarme debía acostarme con él. No le importó que estuviera en mi lugar de trabajo y que mis compañeros de trabajo estuvieran ahí”, dijo Clemente en una entrevista la semana pasada. “Después vio una marca en mi brazo de un golpe que me había hecho en el trabajo, y empezó a preguntarme que si mi novio me estaba pegando”.

De acuerdo con Clemente, ella negó que su pareja la hubiera golpeado, y le pidió a Delmonte que no la molestara más.

Dos días después, varios agentes de Sweetwater y de la Policía de Miami-Dade se presentaron a la vivienda de Clemente y Quintana, por una queja de presunto abuso doméstico. Los agentes metieron a Quintana en una de las patrullas mientras revisaban que Clemente, quien nuevamente aseguró que no estaba siendo maltratada, no tuviera marcas de golpes. Los policías de Miami-Dade se retiraron unos 15 minutos más tarde y dijeron que los detectives de Sweetwater se encargarían de continuar con el caso, de acuerdo con Clemente y con información en el reporte de incidente de la policía condal.

“Les dije que yo sabía de qué se trataba esto, y les informé que [Delmonte] me había estado acosando, pero uno de ellos ni me prestó atención”, dijo Clemente.

Dos días después Delmonte se presentó otra vez, con su uniforme de policía, en el restaurante donde trabaja Clemente. Ella se escondió en la cocina e informó a su supervisor, quien le pidió al agente que abandonara el lugar. Poco después, Clemente pidió la orden de restricción.

Esta no es la primera vez que Delmonte renuncia a una agencia del orden en el medio de una pesquisa sobre presunta conducta inapropiada. En el 2011, dejó su puesto de agente del Departamento de Correcciones de Florida mientras era investigado por una violación a las reglas de carácter moral de la entidad, de acuerdo con información de una base de datos del diario Herald-Tribune de Sarasota. En agosto de ese año el Departamento abrió una investigación interna a Delmonte relacionada con una queja de posesión de marihuana.

Delmonte fue uno de los agentes de tiempo parcial despedidos en mayo, durante los recortes en el Departamento de policía de Sweetwater. Fue parte del grupo de agentes a los que el jefe Díaz les devolvió sus empleos poco después de tomar las riendas de ese cuerpo policial, en mayo.

Díaz aseguró que su parentesco con Delmonte no es una licencia para la mala conducta.

“No importa que sea mi hermano o mi primo o cualquier familiar”, dijo Díaz. “Aquí nadie está por encima de las reglas y la ley”.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

  Comentarios