Sur de la Florida

Sentencian a niñera que descuidó al niño que se ahogó en el 2013

De izquierda a derecha, Scott Egleston abogado de Zobeida González, González su lado, María Juncosa, traductora de la corte y el fiscal Santiago Aroca, durante la audiencia en cual se declaró culpable González por en la muerte del pequeño Jonathan Feliciano, el 19 de febrero del 2015
De izquierda a derecha, Scott Egleston abogado de Zobeida González, González su lado, María Juncosa, traductora de la corte y el fiscal Santiago Aroca, durante la audiencia en cual se declaró culpable González por en la muerte del pequeño Jonathan Feliciano, el 19 de febrero del 2015 El Nuevo Herald

Dos años después de que el pequeño Jonathan Feliciano se ahogara en la piscina de una guardería al este de Hialeah, la mujer que lo descuidó en los minutos previos a su muerte fue sentenciada el lunes a 33 días de cárcel.

El juez Miguel de la O aplicó la condena a Zobeida González, de 64 años, que además estará bajo libertad condicional hasta el 18 de julio del 2018.

“Cuando esto sucedió nosotros pensábamos que se haría justicia, 33 días no es justicia”, dijo el martes a el Nuevo Herald Yunior Feliciano, el padre de Jonathan y un pastor cubano. “Como ustedes saben es doloroso y trágico para nosotros por lo tanto trato de no pensar, viendo que no tiene solución y por mucho que yo piense, o trate, o me exprese, no van a haber cambios en el proceso”.

González era empleada de la guardería Mayi Family Day Care, ubicada en el 2955 del Noroeste y la Calle 99, cuando el 22 de diciembre del 2013 perdió de vista por casi media hora al niño de 3 años, que jugaba cerca de la piscina de la propiedad y terminó cayendo en ella.

“Es mi culpa y no puedo negarlo”, dijo la mujer en una carta dirigida a los padres de Jonathan Feliciano durante la audiencia en la que se declaró culpable, en febrero. “Desearía que Dios me diera todo el sufrimiento y el dolor de ustedes”.

Condenada en febrero a más de un año de prisión, González llegó a un acuerdo con la fiscalía, que descartó los cargos de negligencia infantil cuando la mujer se dijo culpable de homicidio agravado.

“En estos casos de homicidio no están involucradas malas personas”, le dijo en ese entonces al Miami Herald el fiscal Santiago Aroca. Es una tragedia. Nadie gana dentro de una corte criminal”.

Inicialmente, González le dijo a los investigadores que había dejado solo al niño únicamente durante “uno o dos minutos” en un área exterior de juegos cuando entró a apagar la unidad de aire acondicionado. Pero el video de seguridad del patio de un vecino mostró que Jonathan realmente estuvo solo durante al menos 29 minutos, de acuerdo con la orden de arresto.

El video muestra al niño jugando en las escaleras de la piscina elevada por más de seis minutos antes de saltar al agua.

González ayudaba a su hija, Mayling Brache en la guardería. Para la fiscalía, una condena a través de juicio no habría sido fácil ya que Brache y su madre creían que la piscina cumplía con las regulaciones estatales.

La piscina en la que Jonathan se ahogó había pasado cuatro inspecciones del Departamento de Niños y Familias. Aunque de acuerdo a la policía de Miami-Dade, los empleados de la guardería nunca obtuvieron el permiso requerido del condado para tener la piscina.

Como parte de la sentencia, a González se le prohibió de por vida trabajar en una guardería.

Feliciano y su esposa Mirelys Morales, ambos pastores cubanos, se sintieron indignados con la sentencia, pero piensan que es tiempo de darle un cierre desde el punto emocional esta la situación.

“[El juicio] nos pareció una broma”, dijo Yunior Feliciano. “Estamos tratando ahora de sanar las heridas”.

Siga a Sergio Cándido en Twitter: @sncandido.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios