Sur de la Florida

Condenan a 30 años a ingeniero que mató a una persona e hirió a otras cinco en Orlando

Una corte de apelaciones de Florida sentenció el miércoles a 30 años de cárcel a un puertorriqueño que inició un tiroteo en su antiguo lugar de trabajo en la ciudad de Orlando, en el que mató a una persona e hirió a otras cinco.

El juez del condado Orange Osceola, Frederick Lauten, sentenció el miércoles a Jason Rodríguez a 30 años de prisión por recomendación de la defensa y la acusación después de que éste llegase a un acuerdo con la fiscalía, reportaron medios locales.

En noviembre de 2009, Rodríguez, de 46 años, llegó armado con una pistola a las oficinas de su ex empleador, la firma de ingenieros Reynolds, Smith & Hills en el centro de Orlando, e inició un tiroteo que acabó con la vida de su compañero Otis Beckford, de 26 años, y dejó heridos a otros cinco.

A pesar de haber sido acusado de un cargo de asesinato en primer grado por la muerte Beckford, un juez dictó en 2009 que no afrontará la pena de muerte debido a su condición mental.

La decisión del magistrado se basó en los testimonios de varios psiquiatras y psicólogos sobre la condición mental del acusado que fue diagnosticado con esquizofrenia.

En diciembre de 2013, un jurado de doce personas halló culpable a Rodríguez de asesinato en primer grado e intento de asesinato de otros cinco excompañeros de trabajo de la citada firma, de la cual había sido despedido, y lo condenó a cadena perpetua.

Pero en agosto del 2015, la Corte de Apelaciones del Distrito Quinto anuló la cadena perpetua estimando que el juez que vio el caso, Belvin Perry Jr, no contempló con exactitud una modificación del año 2000 a una norma estatal respecto a cómo evaluar las alucinaciones en casos donde la defensa alega demencia mental.

El juez estimó que hubo una mala interpretación de la ley que podría confundir al jurado por eso anuló la condena.

“Sentimos que este es un asunto de gran importancia pública que potencialmente podría afectar a cientos de casos en el estado, por lo que vamos a solicitar a la Fiscal General Pam Bondi que pida a la Corte Suprema una revisión”, declaró en agosto Jeff Ahston, fiscal de distrito del noveno circuito judicial de Florida, en los condados Orange y Osceola.

Documentos de la corte indican que la defensa de Rodríguez se basó en los términos estándar adoptados por la justicia criminal de Florida para la demencia mental, que considera que una persona que sufre de locura no puede distinguir, al momento de cometer el crimen, lo correcto e incorrecto.

El ingeniero Jason Rodríguez fue condenado hoy a 30 años de cárcel, pero sólo pasará 25 menos ya que el acreditaron los cinco años que ya sirvió en cárcel.

  Comentarios