Sur de la Florida

Alternativa de estudios de secundaria para jóvenes inmigrantes que no hablan inglés

María José Lainez (der.) recibe su Certificado de haber completado el programa Success Pathways.
María José Lainez (der.) recibe su Certificado de haber completado el programa Success Pathways. wmichot@miamiherald.com

Cuando María José Lainez se despertó el martes por la mañana, en vez de los ponerse los jeans y tenis de siempre, optó por un vestido negro.

A las 10:30 a.m. subió al auditorio, una de 45 graduados de Success Pathways (Caminos del Éxito) un programa que beneficia a los adolescentes que han sido rechazados en las escuelas secundarias tradicionales debido a su edad o falta de conocimientos de inglés. En el programa, los jóvenes se preparan para aprobar el examen GED, el primer paso hacia la educación superior.

Cuando a Lainez la rechazaron en la secundaria Coral Gables, por tener 18 años y no dominar el inglés, Success Pathways fue la solución. Allí les enseñan Inglés, Matemáticas, Ciencias y Estudios Sociales para cumplir los requisitos del GED, un examen que consta de cuatro partes.

Pathways, un programa de las escuelas públicas de Miami-Dade, trabaja con unos 100 alumnos cada semestre en uno de tres centros: The English Center, en Coral Gables; la secundaria Miami Jackson en Allapattah y la secundaria Miami Springs, en la localidad del mismo nombre. La mayor parte de los alumnos son inmigrantes que no han tomado todas las clases necesarias para aprobar las pruebas estandarizadas de la Florida, y que no dominan bien el inglés. Por eso no pueden matricularse en escuelas secundarias locales.

“Están contra la pared y somos la opción para los jóvenes y padres que se han quedado sin opciones”, dijo la directora del programa, Yamila Carballo.

El programa funciona durante el día, a diferencia de la mayoría de los planes de estudio alternativos, que ofrecen clases de noche. Esto, dijo Carballo, ayuda a los alumnos a tener el mismo horario que cualquier otro estudiante.

Los graduados del programa también tienen la oportunidad de recibir capacitación técnica y vocacional en sectores como cosmetología y diseño de multimedios en The English Center al completar el programa. Y la mayoría lo hacen, dijo Gemma Carrillo, especialista en educación de las escuelas públicas de Miami-Dade.

El alumno típico del programa tiene que combinar los estudios con un empleo a tiempo completo, así como responsabilidades en su casa, como cuidar a menores, dijeron administradores del programa.

Astrid Girón, de 19 años y graduada de Pathways, normalmente divide su tiempo entre clases en The English Center y Antigua, un restaurante guatemalteco en West Flagler Street donde trabaja a tiempo completo de camarera. Manejar debidamente su tiempo no es fácil, pero “si hay voluntad se puede todo”, dijo.

Lainez, de 18 años, dijo que Pathways la enseñó a manejar su tiempo y ser responsable, así como a aprovechar las oportunidades que brinda la vida. Lainez vino a vivir a Miami desde Honduras hace seis meses.

“Es una institución que me ha abierto muchas puertas, al conocimiento y a otras cosas”, afirmó.

Lainez tiene planes de estudiar Psicología en la universidad. Por su parte, Girón planea estudiar Justicia Penal.

“Muchos de ellos llegan sin expectativas de poder ir a la universidad”, dijo Lourdes Arriete, uno de los ocho profesores a tiempo completo en Pathway. “Les abrimos los ojos a las posibilidades”.

  Comentarios