Sur de la Florida

Alcalde Giménez poco optimista sobre expansión de la FIU

El alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez durante su encuentro con la Junta Editorial del Miami Herald y el Nuevo Herald.
El alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez durante su encuentro con la Junta Editorial del Miami Herald y el Nuevo Herald. pportal@elnuevoherald.com

El alcalde de Miami-Dade dio su opinión más descorazonadora hasta el momento sobre el proyecto de la Universidad Internacional de la Florida de expandirse a un parque condal ocupado en estos momentos por la Feria de la Juventud.

A la feria le quedan décadas en su contrato de arrendamiento en Tamiami Park, y el alcalde Carlos Giménez dijo el miércoles que él no está dispuesto a forzar un desalojo a menos que FIU acuerde cubrir todos los gastos de una altamente probable batalla legal. La escuela, financiada por el estado, dijo que no puede indemnizar a Miami-Dade o a nadie más por sus futuras responsabilidades legales. Y, aunque FIU ha acordado pagar hasta $50 millones para mudar la Feria del condado a una nueva ubicación, hasta el momento, los encargados de la feria han dicho que las ubicaciones alternativas de la universidad arruinarían al popular evento de marzo.

Giménez apoya públicamente los planes de expansión de FIU, pero en una reunión con la Junta Editorial del Miami Herald él mostró cero entusiasmo de que se llegue a un acuerdo. Refiriéndose al contrato de arrendamiento de la feria con el Condado en 1995 como "una ganga increíble", dijo que Miami-Dade cuenta con escasa influencia para forzar una mudada que la Feria no quiera hacer.

“La Feria de la Juventud cuenta con un as de espadas, un rey de espadas, una reina de espadas, una sota de espadas y un diez de espadas”, dijo Giménez. “Yo tengo un dos, un tres, un cuatro, un cinco y un siete”.

Usando una comparación del póker, Giménez dio a la Feria la mejor mano posible, una escalera real, mientras que él hubiera podido tener una recta si su siete hubiera sido un seis. O sea, nada.

Si se declara tablas oficialmente, eso permitiría a Giménez dejar a un lado la batalla de FIU en lo que se prepara para una campaña de reelección en el 2016 contra su retadora Raquel Regalado, miembro de dos mandatos de la Junta Escolar de Miami-Dade. O eso podría aumentar la presión sobre FIU para reconsiderar una reciente propuesta de la administración de reconfigurar Tamiani Park para acomodar tanto la expansión del recinto de FIU como el terreno de la Feria.

Ejecutivos de la Feria se mostraron interesados en esa idea, pero FIU la rechazó como impracticable. En su lugar, FIU está proponiendo la idea de mudar la Feria al sur, a terrenos condales fuera de Homestead, donde la escuela estatal ayudaría a crear un centro agrícola alrededor de la Feria. Al pedírsele comentarios al respecto el miércoles, una vocera de FIU señaló que Homestead y otras ciudades del área de South Dade ya han dado su apoyo a la idea.

Ejecutivos de la Feria afirman que Homestead está demasiado apartada para sostener una asistencia que pasa de 600,000 cada año. En una reciente ronda de cartas enviadas a funcionarios electos y líderes empresariales, la Feria dijo que la opción de Homestead era una "condena a muerte" segura para el evento, y afirmó que ellos estaban explorando otras opciones.

“Nos sentimos decepcionados de que, mientras el Condado y la Feria continuamos manteniéndonos dentro de los términos de nuestro contrato de arrendamiento, FIU se centra únicamente en la decadencia mortífera que significaría nuestra reubicación a South Dade”, dijo el presidente ejecutivo de la Feria Robert Hohenstein en un comunicado dado a conocer en la tarde del miércoles. Líderes de FIU “se niegan a aceptar las realidades financieras que representaría una mudada”.

  Comentarios