Sur de la Florida

Dos escuelas de Miami-Dade resultan impactadas por balas perdidas; no se reporta ningún herido

Cedric Admas
Cedric Admas

En menos de 24 horas, dos escuelas de Miami-Dade fueron impactadas por balas perdidas.

Tanto directivos escolares como la policía del condado dijeron que afortunadamente nadie resultó herido en ninguno de los dos incidentes.

Uno de los sospechosos, Cedric Admas, de 18 años, fue arrestado el miércoles. Según la policía, Admas es miembro de una pandilla que se vio envuelta en una balacera ocurrida afuera de una secundaria de Carol City y que llenó de proyectiles escuelas de Miami Gardens.

“Han tenido lugar dos milagros en los dos últimos días”, dijo Alberto Carvalho, superintendente de las escuelas de Miami-Dade. “Por suerte no hubo ninguna tragedia”.

El jueves por la mañana, en medio de un tiroteo que tuvo lugar a dos cuadras de la escuela primaria Francis S. Tucker en Coconut Grove, una bala se incrustó en un aula portátil donde había estudiantes incapacitados con su maestra, dijo la policía.

El miércoles en horas de la tarde, se reportaron disparos frente a la secundaria Carol City en Miami Gardens poco después de haber terminado las clases. Una bala penetró la ventana de una oficina.

“Estoy realmente preocupado”, dijo Ian Moffett, jefe de la policía escolar de Miami-Dade. “Hoy tuvimos suerte. Y tuvimos suerte ayer”.

Después de arrestar a Admas, la policía lo acusó de bajarse de un automóvil cerca de la escuela y dispararle a un hombre que pensaba era un pandillero rival. Alguien salió herido en una mano, de acuerdo con un informe policíaco.

Entretanto, las autoridades continúan buscando a Stanley Ragin, de 19 años quien, según se dijo, fue visto huyendo del tiroteo con un arma en la mano. Ragin tiene “violentos antecedentes penales” y es un notorio pandillero.

Freddie Cruz, portavoz de la policía de Miami, dijo que la ciudad está trabajando estrechamente con la policía de la Junta Escolar para solucionar el incidente más reciente.

“Sin duda es algo que nos preocupa mucho”, dijo Cruz. “En cualquier momento tendríamos que estar investigando un homicidio. Se trata de niños inocentes, cuyas vidas corren un gran riesgo”.

  Comentarios