Sur de la Florida

Activista venezolana se declararía culpable por fraude migratorio

Foto de Maylin Silva del sitio web Todos por Venezuela. Antes de su arresto en el Aeropuerto Internacional de Miami, Silva era presidente de este grupo en el exilio opuesto al gobierno venezolano.
Foto de Maylin Silva del sitio web Todos por Venezuela. Antes de su arresto en el Aeropuerto Internacional de Miami, Silva era presidente de este grupo en el exilio opuesto al gobierno venezolano.

Una conocida activista del exilio venezolano, arrestada el año pasado en un caso relacionado al fraude con documentos de inmigración, tiene la intención de declararse culpable, de acuerdo con documentos de la Corte Federal en Miami.

La audiencia donde Maylin Silva, de 64 años, proyecta cambiar su declaración esta programada para fin de mes ante el juez de distrito Darrin P. Gayles, de acuerdo con el expediente penal del caso.

El cambio de declaración por parte de Silva es probable que marque el capítulo final de un caso que sorprendió a la comunidad venezolana cuando la exiliada fue detenida en noviembre en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) minutos antes de abordar un vuelo a Caracas, en un intento por escapar de los procesos judiciales en la corte federal de Miami.

Silva es bien conocida en la comunidad venezolana como líder de un grupo que se opone al gobierno del presidente Nicolás Maduro, llamado Todos por Venezuela, y también porque ha aparecido con frecuencia en manifestaciones, aquí y en Nueva York, para exigir democracia en la nación sudamericana. Silva también era conocida como activista que podía ayudar a inmigrantes venezolanos a pedir asilo o residencia.

El caso comenzó el 15 de septiembre cuando un gran jurado encausó a Silva por, entre otras cosas, “conspiración para alentar e inducir a extranjeros a entrar y residir en los Estados Unidos”, en violación de la ley de inmigración.

Según la acusación formal del caso, a partir de julio del 2005 hasta diciembre del 2014, Silva preparaba solicitudes fraudulentas de documentos de inmigración que permitían a extranjeros a residir y trabajar en los Estados Unidos.

A pesar de que vive en el sur de la Florida, los agentes federales inicialmente detuvieron a Silva en Nueva York en octubre. Después de su arresto, a Silva se le concedió fianza y un permiso para viajar por sí misma a Miami con órdenes de presentarse a las autoridades judiciales a su llegada aquí.

Pero en lugar de reportarse a la corte, Silva compró un boleto para un vuelo a Caracas a su llegada a MIA y estaba a punto de abordar el avión cuando los agentes federales la arrestaron.

Antes de abordar el vuelo, Silva se quitó un brazalete de monitoreo electrónico que tenía en el tobillo y lo tiró en una maceta de flores a la entrada del motel donde se quedó cerca del aeropuerto, de acuerdo con un documento de la corte.

Después de su arresto, los agentes le encontraron un pasaporte venezolano y alrededor de $11,000 en efectivo, según la denuncia penal.

Silva se declaró inocente en noviembre y el juicio se fijó preliminarmente para comenzar el 8 de febrero. Esa fecha ha sido ahora cancelada.

Si hubiera ido a juicio y fuese encontrada culpable por un jurado, Silva podría haber sido condenada a una pena máxima de 20 años en la penitenciaría. Pero si se declara culpable, la sentencia es probable que sea menor, a pesar de que podría ser puesta en proceso de deportación si no es ciudadana estadounidense.

Robert Michael Pérez, el abogado de Silva, dijo que no quería hacer comentarios porque el caso todavía estaba en proceso.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios