Sur de la Florida

Será Bill Clinton el que hable por Hillary en Palm Beach

La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton y su esposo el expresidente Bill Clinton durante un evento en Hooksett, N.H., el viernes.
La candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton y su esposo el expresidente Bill Clinton durante un evento en Hooksett, N.H., el viernes. Bloomberg

Hillary Clinton no se presentará el lunes, como estaba previsto, en el Puerto de Palm Beach en Riviera Beach.

“El [ex] presidente Clinton asistirá a esta actividad a nombre de Hillary Clinton debido a eventos adicionales en Nevada”, indicó una nota de prensa emitida por el comando de campaña el viernes por la noche.

La actividad pública más reciente de Hillary Clinton en el sur de la Florida fue en octubre, cuando se presentó en el Broward College.

Los floridanos comienzan a votar en los próximos días mediante las boletas para votantes ausentes antes de la primaria del 15 de marzo.

Mientras tanto, su rival Bernie Sanders, quien perdió ante Clinton por un pelo en Iowa, apenas ha puesto el pie en la Florida.

Será el expresidente Clinton quien pronuncie un discurso este lunes por la tarde en el Puerto de Palm Beach, en Riviera Beach, y seguirá con las actividades de recaudacion de fondos que ya estaban planeadas para su esposa, la candidata Hillary Clinton, durante su estadía en esta localidad del sur de Florida.

Contrario a su rival Bernie Sanders, que no ha sido tan visible en el estado, Hillary Clinton estableció sus operaciones de campaña en la Florida mucho antes de la primaria estatal del 15 de marzo.

El enfoque de los dos candidatos en la Florida muestra dos tácticas de campaña completamente diferentes.

En cuanto a Clinton, ésta ha celebrado numerosas actividades de recaudación de fondos con los mayores nombres de donantes en un estado donde por lo general el mínimo para participar en esas actividades es $500. Sanders prefiere solicitudes de donaciones menos cuantiosas en Internet.

“[Sanders] no está recaudando fondos en la forma tradicional”, dijo Cynthia Busch, quien se mantiene neutral en su condición de presidenta del Partido Demócrata de Broward. “[Sanders] se presenta directamente y les pide donaciones, y los electores donan en Internet. Es un paradigma totalmente diferente. Clinton tiene personal de recaudación de fondos aquí desde hace mucho tiempo y esas personas solicitan donaciones de manera regular y piden a ciertas personas que organicen actividades de recaudación. Le dan mucho énfasis a eso”.

La campaña de la candidata Clinton ha dividido a la población de la Florida en grupos demográficos y por región. Ella tiene coordinadores en todo el estado, así como personas específicas que representan a la comunidad gay, afroamericanos, hispanos y mujeres.

Y Clinton se ha asegurado de que sus discursos mencionen a esos grupos demócratas cruciales. Por ejemplo, habló a una audiencia fundamentalmente formada por afroamericanos en la conferencia de la Liga Nacional Urbana en Fort Lauderdale en julio y de allí se fue a la Universidad Internacional de la Florida en Miami para un discurso en que apoyó el levantamiento del embargo a Cuba. También habló en el Broward College en Davie, el condado con la mayor cantidad de electores demócratas inscritos en el estado.

Cuando Clinton lanzó su campaña nacional este ciclo, ya tenía muchos partidarios en el estado, que ganó por un amplio margen en el 2008 antes de perder la primaria ante Barack Obama. Hace ya mucho tiempo que Clinton ha hablado en la cena de recaudación de fondos de los demócratas en Broward, ha visitado una escuela primaria en Miami Beach y desayunado con mujeres influyentes en Miami. Cuando Bill Clinton hizo campaña por la presidencia en 1992 y 1996, Broward fue clave para su triunfo.

Varios demócratas entrevistados para este artículo sólo pudieron recordar una actividad de Sanders en la Florida hasta el momento, cuando habló ante la Liga Nacional Urbana. El Miami Herald envió varios correos electrónicos a los portavoces nacionales de Sanders para conocer si el candidato tiene alguna actividad programada en el estado, pero el diario no ha recibido ninguna respuesta.

Pero la campaña de Sanders ha enviado voluntarios para ayudar en una campaña de llamadas telefónicas en todo el estado, dijo Mitchell Stollberg-Appleyard, un voluntario que ha hecho llamadas desde el local de un sindicato de enfermeras en Hollywood. Casi ninguno de los voluntarios nacionales despachados a la Florida han participado en actividades de ese tipo anteriormente, dijo.

Esas personas se han reunido en las casas de voluntarios o en cafeterías para hacer llamadas a electores en los estados que primero votan en las primarias y a nuevos electores independientes en la Florida para alentarlos a que cambien su inscripción a demócratas de manera que puedan votar en la primaria. La fecha tope para inscribirse para la primaria es el martes.

“En cualquier parte que hay una conexión de Wi-Fi donde la gente se puede reunir y hacer llamadas, lo están haciendo”, dijoStollberg-Appleyard. “Lo están haciendo en todo el estado”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios