Sur de la Florida

El capitán de buque hundido ‘El Faro’ consultó a sus superiores sobre la ruta

EFE

Miami

El capitán del buque de carga “El Faro”, que desapareció en octubre pasado en una zona afectada por el huracán Joaquín, consultó supuestamente a sus superiores sobre la conveniencia de un cambio de ruta un día antes de hundirse cerca de Bahamas, informaron hoy medios locales.

En una serie de correos electrónicos intercambiados el pasado 1 de octubre entre el capitán de “El Faro”, Michael Davidson, y sus superiores, el primero inquiere sobre la posibilidad de cambiar de ruta hacia Puerto Rico, destino final de carguero que había zarpado del puerto de Jacksonville, en la costa noreste de Florida.

Este martes tuvo lugar en Jacksonville la segunda audiencia con testimonios sobre el caso del barco de carga que desapareció con 28 estadounidenses y 5 polacos a bordo, en una de las zonas afectadas por el huracán Joaquín, de categoría 4 en la escala de intensidad Saffir-Simpson y considerado “extremadamente peligroso”.

Philip Morrell, vicepresidente de operaciones marítimas de Tote Maritime, de Puerto Rico, dueña del buque, explicó en una vista judicial a un panel de investigación de la Guardia Costera estadounidense que “no forma parte de la política de la compañía que los capitanes pidan permiso sobre itinerarios o rutas”, recogió el canal CBS News.

Por ello, agregó Morrell, el correo electrónico enviado por Davidson sería, más que nada, un muestra de la “cortesía común” de los capitanes, y no una prueba de alguna gestión para cambiar la ruta del barco.

La Guardia Costera de Estados Unidos ha previsto una serie de audiencias pública en Jacksonville, en el norte de Florida, enfocadas en los acontecimientos previos al accidente, como parte de las investigaciones.

Un grupo de rescate de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) encontró en noviembre la cubierta del carguero a 4.572 metros de profundidad gracias a un sofisticado equipo de sonar.

Y, en enero pasado, familiares de 10 de los 33 tripulantes desaparecidos acordaron con la empresa TOTE Marítime una indemnización por 500,000 dólares cada uno.

Los primeros resultados de la investigación revelaron que el buque zarpó de Jacksonville tres horas después de que el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos advirtiera de que la tormenta Joaquín se convertiría en huracán un día más tarde, como sucedió efectivamente.

TOTE Marítime ha mantenido que “El Faro” se mantenía de forma adecuada y estaba en buenas condiciones.

  Comentarios