Sur de la Florida

Acusan de homicidio culposo a joven por muerte de agente en South Beach

Jordana Rosales, de 21 años.
Jordana Rosales, de 21 años. Miami-Dade Corrections

Una estudiante de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) admitió haber atropellado a un agente federal en una acera de South Beach y escapar del lugar, según documentos judiciales. Horas más tarde, la joven fue arrestada.

La revelación tuvo lugar el martes cuando los fiscales acusaron a Jordana Rosales, de 21 años, de homicidio culposo y de conducir en estado de embriaguez. Sin embargo, a Rosales nunca se le hizo una prueba de sangre, ya que huyó del sitio del accidente donde murió el agente de la Agencia de Seguridad Territorial Scott McGuire.

Fuentes policiales le dijeron al Miami Herald que Rosales admitió haber estado bebiendo cuando atropelló a McGuire y a otro agente poco después de las 2 a.m. del pasado 15 de enero. Por otra parte, en un video de vigilancia aparece Rosales bebiendo en el club y posteriormente fue vista conduciendo un Mercedes de forma errática por la avenida Collins, dijeron las fuentes.

Rosales también está acusada de homicidio vehicular, de haber abandonado el lugar de un accidente donde hubo un muerto y de causar graves lesiones. El martes, durante la vista para la instrucción de cargos, Rosales se declaró inocente de los cargos más serios mientras agentes federales, que acudieron para apoyar a las víctimas, estaban sentados entre el público.

Rosales, vecina de Coral Gables, está bajo prisión domiciliaria en tanto llega la fecha del juicio. El martes Juan González, su abogado defensor, declinó hacer comentarios.

Rosales enfrenta una condena mínima de cuatro años de cárcel por el cargo de homicidio culposo por conducir en estado de embriaguez, además de otro cargo por huir del sitio de un accidente donde se reportó una muerte.

La policía de Miami Beach dijo que McGuire y otro agente estaban trabajando y acababan de hacerle señas a un taxi cuando Rosales, que conducía un Mercedes E250 del 2015, inesperadamente hizo un “giro en U” en la intersección. En vez de detenerse, se subió en la acera y atropelló a McGuire y al otro agente, de acuerdo con el informe del arresto.

Según la policía de Miami Beach, Rosales —con el parabrisas notablemente dañado— huyó por la avenida Collins hacia el sur, y nunca paró. De inmediato el departamento de policía dio a conocer detalles del vehículo a los medios de prensa.

A las 8:38 a.m., unas seis horas después de lo ocurrido, la policía de Miami encontró el automóvil en el lujoso complejo de condominios Mint en el área de Brickell.

Detectives de la policía hallaron a Rosales y a un hombre llamado Jabran Sayed dentro del apartamento 2309, según el informe del arresto. En un inicio, Rosales dio “una declaración falsa” pero terminó confesando ser la conductora que impactó a ambos agentes, escribió en el informe el detective de la policía de Miami Beach Richard Rodriguez.

La policía incautó la “Grabadora Electrónica de Datos” del Mercedes, una computadora que puede señalar dónde estaba el auto en el momento del accidente.

  Comentarios