Sur de la Florida

El polémico alcalde Pizzi busca la reelección en Miami Lakes

El Alcalde de la Ciudad de Miami Lakes, Michael Pizzi, quien estaré buscando su reelección para un tercer termino, en sus oficinas durante una entrevista con el Nuevo Herald el jueves, 18 de febrero del 2016.
El Alcalde de la Ciudad de Miami Lakes, Michael Pizzi, quien estaré buscando su reelección para un tercer termino, en sus oficinas durante una entrevista con el Nuevo Herald el jueves, 18 de febrero del 2016. rkoltun@elnuevoherald.com

El alcalde de Miami Lakes, Michael Pizzi, anunció el jueves el lanzamiento de su candidatura para un tercer término en el cargo, enfilando contra los tres competidores que aspiran a reemplazarlo y contra el ex alcalde de la vecina ciudad de Hialeah, Carlos Hernández.

Pizzi, de 53 años y quien recuperó la alcaldía en el 2014 tras ser absuelto de un juicio federal por recibir sobornos, dijo que su postulación busca consolidar el liderazgo local para frenar la influencia de cabilderos, urbanizadores y políticos de municipios vecinos cuyos intereses “afectan la calidad de vida en Miami Lakes”.

“Hay gente de otras ciudades, con intereses especiales, que quieren controlar al alcalde de Miami Lakes”, dijo Pizzi a el Nuevo Herald. “Uno de ellos es el alcalde de Hialeah quien tiene mucha influencia con los miembros del Concejo [de Miami Lakes] y suele estar involucrado en recolectarles fondos de campaña para sus candidaturas”.

El jefe de despacho de Hernández, Arnie Alonso, expresó el jueves su extrañeza por los comentarios de Pizzi.

“El alcalde Hernández gobierna en la ciudad de Hialeah y no en Miami Lakes”, dijo Alonso. “Me sorprende que el alcalde Pizzi diga algo así, [...] aparentemente él sueña con el alcalde Hernández, no sé si por la pelea que se canceló”.

En el 2013, Pizzi y Hernández habían acordado un enfrentamiento de artes marciales mixtas para recaudar fondos para organizaciones caritativas de sus comunidades. Sin embargo, la pelea fue cancelada por el arresto de Pizzi.

El jueves, Pizzi dijo que tras quedar librado del juicio por soborno, Hernández le ha rehuido a reprogramar el combate. Pero más allá de ese enfrentamiento, Pizzi dijo sentirse preocupado por la presunta influencia de Hernández sobre el concejal Ceasar Mestre, quien aspira a la alcaldía de Miami Lakes.

Mestre, quien trabajó con Hernández en la policía de Hialeah, calificó los comentarios de Pizzi como “ficciones”, ya que éste fue arrestado por recolectar fondos de campaña en efectivo en medio de una operación encubierta del FBI.

“Es interesante que [Pizzi] esté hablando de influencias de afuera, cuando a diferencia de él, yo nunca he usado un PAC [Comité de Acción Política] para recolectar contribuciones. En cambio, él sí”, dijo Mestre. “Su PAC [Miami Lakes Voters for Good Government] nunca lo registró con la ciudad [de Miami Lakes], nunca presentó los detalles financieros de dónde venía el dinero de su campaña, y no olvidemos que cayó preso después de recibir dinero en efectivo para ese PAC, escondido en un clóset”.

Pizzi, un abogado neoyorquino de familia italiana, anunció su postulación en un momento electoral en el que la oposición local se encuentra dividida en varias candidaturas. Además de Mestre, también compiten para reemplazar a Pizzi, el concejal Manny Cid y el ex alcalde Wayne Slaton.

Analistas políticos han considerado que esa división podría favorecer en las urnas a Pizzi. El consultor Fernand Amandi ha catalogado a Pizzi como una figura política vestida con “un traje de teflón” que parece haberlo hecho inmune a una novelesca vida política marcada por los escándalos.

Pizzi también cuestionó al concejal Cid, a quien calificó como un candidato cercano al ex representante estatal Eddy González, con quien trabajó como su asistente.

Al enterarse del comentario de Pizzi, Cid dijo que se sentía orgulloso de haberse desempeñado desde el 2006 como asistente de dos representantes estatales: González y Ralph Arza.

“Con ellos luché por los intereses de Miami Lakes en la Legislatura”, dijo Cid. “Nosotros trajimos dinero para proyectos de infraestructura de la ciudad. Michael [Pizzi] me conoce desde que yo tenía ocho años y sabe que mi filosofía es la de enfocar mi campaña en el futuro de la ciudad y no en ataques personales. Lo que quieren los residentes es debatir los temas que son importantes para Miami Lakes”.

Sobre el ex alcalde Wayne Slaton, Pizzi lo tildó de ser una figura vinculada a intereses de grandes corporaciones. Slaton no pudo ser localizado el jueves para recoger su comentario.

Pizzi dijo que para esta contienda electoral no contratará a un jefe de campaña y aseguró que logrará imponerse en las urnas a pesar de que diversas voces lo continúan criticando por el caso federal de soborno del 2013.

“Pienso que a la gente le gusta el hecho de que yo luché contra el gobierno para defender mi reputación”, dijo Pizzi.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios