Sur de la Florida

Miami se está cansando del sindicalista policial que criticó a Beyoncé

Beyoncé durante su presentación en el Super Bowl.
Beyoncé durante su presentación en el Super Bowl. The Associated Press

En cuanto se arma una candelada en los medios sociales sobre la policía, ahí está Javier Ortiz echándole gasolina, y por galones.

Ortiz, el presidente del sindicato policial de Miami, ha llenado su página de Facebook en los últimos años con memes y entradas mordaces, y a menudo con tonos raciales muy marcados. El ha defendido a agentes criticados por matar a hombres desarmados de raza negra desde Ferguson, Missouri, hasta Staten Island, Nueva York, y ha hecho ataques a grupos minoritarios — incluyendo a la principal mujer policía negra de su propia ciudad — por actos o declaraciones que él llama antipatrióticas o de un racismo al revés.

Ahora, su blanco más reciente es una de las estrellas más famosas de la música pop a nivel mundial: Beyoncé, quien además es negra.

En carta de esta semana a los sindicatos policiales de todo el país, Ortiz dijo que la Orden Fraternal de Policía de Miami va a “boicotear“ la inauguración de la gira mundial de la superestrella en Marlins Park en abril, y urgió a otros sindicatos a seguir su ejemplo.

Su razón: algunos policías, entre ellos Ortiz, consideran que el video de Beyoncé Formation y su actuación en el Super Bowl contienen un mensaje antipolicial y un mensaje al movimiento contracultural de los Panteras Negras de la década de 1960.

En el pasado, la jefatura de la policía de Miami y los líderes de la Ciudad han evitado en gran medida tener enfrentamientos con Ortiz, diciendo que él estaba legalmente protegido por su puesto sindical y que tenía derecho a expresar su opinión en sus páginas personales de los medios sociales.

Pero puede que esta vez le salga el tiro por la culata. El alcalde Tomás Regalado afirmó que le preocupa que Ortiz pueda estar manchando la imagen de Miami, en un momento en que la Ciudad toma sus medidas más recientes para aplacar una larga historia de tensiones raciales. La semana que viene, la comisión de la Ciudad deberá hacer su votación sobre un acuerdo extrajudicial de derechos civiles por docenas de incidentes de violencia policial con armas de fuego durante toda la última década.

Se trata de un problema suficientemente serio como para que el administrador de la Ciudad esté buscando caminos legales para tratar de cerrarle la boca a Ortiz.

“Él es como un niño de 7 años con una perreta”, dijo Ella Moore, presidenta de la Asociación Benevolente de Policía de la Comunidad de Miami, la mayor organización policial de la raza negra de la ciudad. “Esto no está ayudando en absoluto, en especial en la atmósfera actual. Hay otros muchos temas sobre los cuales él puede opinar, como todos esos tiroteos en el extremo norte. Pero ¿por qué tiene que preocuparse por lo que Beyoncé está haciendo?”

El viernes, Moore redactó una carta suplicando a los líderes de la Ciudad “que hagan lo que sea necesario” para parar las “payasadas” de Ortiz.

“Todas estas cosas, y otras que no se mencionan aquí, tienen como común denominador que tienen que ver con afroamericanos que él presenta de modo negativo con tonos racistas apenas velados”, escribió Moore.

El administrador de la Ciudad de Miami, Daniel Alfonso, dijo que su equipo está trabajando con el departamento legal en busca de posibles medidas a tomar para detener los ataques de Ortiz en los medios sociales.

“El jefe de policía ha hablado con él varias veces. Él le explicó que el discurso que él está estableciendo es perjudicial para nosotros. Pero eso no ha tenido ningún resultado”, dijo Alfonso.

Ortiz, en entrevista con el Miami Herald, echó la culpa de su controversia más reciente a Beyoncé. Algunos policías y otros críticos consideran que su actuación en el Super Bowl, que concluyó con más de una docena de bailarines vestidos de cuero alzando los puños en el aire, fue un tributo al Partido de las Panteras Negras, grupo formado en California en 1966 en respuesta a repetidas acusaciones de brutalidad policial contra las personas de raza negra.

“Es una vergüenza que, en lugar de usar su poder para mejorar relaciones y crear puentes, ella [Beyoncé] esté quemando puentes”, dijo Ortiz. “Hay muchos casos en los que se pierden vidas de personas de raza negra. Pero si no es la policía es casi aceptable. Lo cual es repugnante”.

En su escrito de cuatro párrafos llamado al boicot, Ortiz mencionó además al agente de la NYPD Richard Rainey, quien murió el año pasado a consecuencia de heridas de bala infligidas por dos Panteras Negras en 1981, y dio su homenaje a “las docenas de agentes de la policía que han sido asesinados por miembros de los Panteras Negras”.

Ortiz rechazó también la acusación de Moore de que sus entradas tengan tonos racistas.

“Si viniera gente con batas blancas y empezaran a celebrar al KKK, yo sería el primer presidente sindical en decir que eso está mal”, dijo.

El llamado a boicotear a Beyoncé no es más que el disparo más reciente de Ortiz.

El año pasado, él criticó duramente a la principal policía negra de la Ciudad, que además es musulmana, por no ponerse la mano en el corazón durante el Juramento a la Bandera. En los medios sociales de Internet él ha calificado al movimiento Black Lives Matter (“Las vidas de los negros importan”) como racista. Se refirió a Tamir Rice, el niño de 12 años que tenía un arma de juguete y resultó muerto a tiros por un policía de Cleveland, como “delincuente”.

Y semanas atrás él atacó a una mujer hispana que salió en los titulares nacionales por perseguir a un policía de Miami-Dade que, según ella, conducía a exceso de velocidad. Ortiz consideró que ella había obrado tan mal que hizo público los números del teléfono celular y del trabajo de ella y urgió al público a que la llamaran.

Ortiz no está solo en lo que se refiere a sus críticas a los trabajos más recientes de Beyoncé. Aunque el resto del mundo vio en su mayoría las actuaciones de ella como espectáculos deslumbrantes, un segmento de la policía se ofendió por lo que ellos consideran un sentimiento antipolicial no muy escondido.

Policías han evitado ser contratados para trabajos fuera de servicio en su espectáculo en Tampa el día después de la actuación de Miami. Un jefe de policía de Tennessee afirmó que disparos hechos frente a su casa pudieron haber sido provocados por la actuación de la cantante en el Super Bowl. Hasta el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani condenó su actuación, diciendo que ella no debió haber usado su plataforma para condenar a la policía.

En la realidad, el único efecto del boicot del sindicato será probablemente menos dinero en los bolsillos de policías de Miami que quieren ganar dinero extra y trabajan fuera de servicio en el estadio de los Marlins bajo un acuerdo establecido cuando se construyó el estadio.

El mayor de la policía de Miami, Delrish Moss, quien no pertenece al sindicato, dijo que la carta de Ortiz “no significa nada” porque el parque será patrullado incluso si la Ciudad tiene que conseguir agentes de otros departamentos.

No todas las entradas en medios sociales de Internet de Ortiz son negativas o en contra de los negros. El luchó enérgicamente y por mucho tiempo por una agencia caritativa de apoyo a niños con cáncer. Y él fue uno de los primeros presidentes sindicales en condenar al policía Michael Slager de North Charleston, Carolina del Sur, encausado el año pasado de asesinar a Walter Scott disparándole por la espalda mientras huía. Asimismo, él dio su apoyo a un museo en Miami para policías de raza negra.

Regalado, no obstante, admitió que las diatribas más recientes del presidente sindical son distintas de sus actos anteriores. Se espera que los comisionados de la Ciudad voten la semana que viene a favor del acuerdo extrajudicial de derechos civiles federales por incidentes con armas de fuego policiales que ha estado pendiente en Miami durante años.

  Comentarios